mar. Nov 12th, 2019

Los Yankees deben enfocarse en el juego del comodín

BOSTON, MA - AUGUST 06: Aaron Hicks #31 of the New York Yankees looks on in the tenth inning of a game against the Boston Red Sox at Fenway Park on August 6, 2018 in Boston, Massachusetts. (Photo by Adam Glanzman/Getty Images)

La dolorosa barrida ante los Medias Rojas de Boston cerró el peor escenario para los Yankees, las derrotas en los cuatro juegos en Fenway Park terminó enviándolos a una espiral de unos inimaginables 9.5 juegos de desventaja en su división.

Al ver desaparecer una ventaja de tres carreras en la novena entrada no es cómo Aaron Boone espera que se defina este equipo.

«No nos rendiremos, somos demasiado buenos», dijo el mánager de los Yankees a los periodistas a primeras horas de la mañana del lunes. «Esta es una prueba por la que estamos pasando sin dudas. Tenemos algunas adversidades que forman parte de la lista, pero saldremos mucho más duros. Este fin de semana que terminó sirvió para unirnos y hacernos crecer como club. Seguiremos adelante «.

Y mientras los Yankees se dirigen a Chicago, se mueven hacia una realidad completamente nueva.

Sus posibilidades de alcanzar y pasar a los Medias Rojas en la división y evitar el Comodín son escasas o nulas. Ahora están solo 2.5 juegos por delante de los Atléticos para el primer puesto de comodín y cinco por delante de los Marineros para el segundo.

«Es un gran (agujero), pero no podemos preocuparnos por eso en este momento», dijo Boone de estar tan lejos de los Medias Rojas. «Tenemos que enderezar nuestro rumbo, ocuparnos de nuestro negocio. Tenemos a Chicago mañana, eso está comenzando otra serie importante para nosotros. Tenemos que empezar a jugar bien, una práctica de béisbol más consistente «.

Los Yankees tienen marca 18-20 en sus últimos 38 partidos, lo más grave son las interrogantes que han dejado. A partir de hoy lunes, necesitan comenzar a encontrar algunas respuestas.

Tienen la segunda menor cantidad de entradas lanzadas por sus abridores desde el receso del Juego de Estrellas, detrás de los Rays, quienes deliberadamente no usan iniciadores reales en algunos días. Los dos errores de Miguel Andujar el domingo por la noche y las jugadas sin sentido de Gleyber Torres durante la última semana hacen surgir preocupaciones sobre el enfoque y la defensa de los jóvenes Yankees. La alineación estuvo en silencio la mayor parte del fin de semana sin Aaron Judge y Gary Sánchez, y necesita encontrar una manera de producir mientras ellos vuelven.

La noche del domingo también tuvo que plantear preocupaciones sobre el bullpen, que ha permitido al menos una carrera en 12 de los últimos 15 juegos. Aroldis Chapman dio tres pasaportes, y luego permitió el sencillo de J.D. Martínez de dos carreras, antes de que el error de Andújar en el rodado de Xander Bogaerts a la tercera, su segundo error de la noche, permitiera a los Medias Rojas anotar la carrera de empate.

En lugar de gastar toda su energía en perseguir a los Medias Rojas, los Yankees necesitan poner su casa en orden y prepararse para una pelea en el juego Wild Card.

Tienen tiempo para prepararse.

Los Yankees y los Medias Rojas no volverán a verse hasta el 18 de septiembre. Durante el resto de agosto, los Bombarderos solo se enfrentarán a un equipo con un récord de más de .500, los Rays visitan el Yankee Stadium del 14 al 16. En la recta final, los Yankees tienen 33 juegos contra equipos con un récord de menos de .500, mientras que los Medias Rojas tienen 22.

Los del Bronx tienen récord de 36-19 contra equipos por debajo de .500. Han luchado contra los Orioles, con la serie 6-6 y les quedan siete juegos en contra.

Por lo tanto, deben aprovechar este tramo superando a los equipos que deben vencer y preparándose para octubre.

Pueden dar a sus titulares un descanso adicional y tal vez eso ayude a Luis Severino a reencontrarse y sin dudas mantendrá a C.C. Sabathia más saludable y más afilado en el tramo final.

Sin embargo, lo más importante es que pueden comenzar siendo cautelosos con los retornos de Judge, quien dijo el domingo que todavía tenía dolor en el hueso de la muñeca derecha que se fracturó, y Sánchez, que está en la lista de lesionados por una lesión en la ingle. No hay prisa ahora; es más importante asegurarse de que estén listos para septiembre y octubre.

Después de este fin de semana, los Yankees tienen que adaptarse a una realidad completamente nueva y prepararse para lo que ahora parece inevitable: una carrera de postemporada que tiene que pasar por un juego de Comodín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.