Duarte fue el héroe guairista en remontada ante Cardenales

 

Los Tiburones de La Guaira consiguieron remontar el marcador y con José Duarte como emergente, quien se convirtió en héroe, para dejar en el terreno a los Cardenales de Lara y así darle el triunfo 5 rayitas por 4 en el estadio Universitario.

En casi cuatro años no se veía en los terrenos de la pelota criolla al jardinero mirandino, quien fue en su momento una pieza diaria en los Leones del Caracas. No le cayó nada mal volver al ruedo en el mismo escenario que tanto defendió, pero ahora con nuevo uniforme.

El equipo escualo había sufrido caer en la pizarra, cuando los larenses anotaron la de irse arriba en la parte alta del noveno episodio, con incogible de Rangel Ravelo, que, envió a Deiner López a la goma. Parecía ser la jugada de sellar el triunfo visitante, sin embargo, Oswaldo Guillén jugó agresivo y supo darle la vuelta al encuentro.

“El juego realmente lo ganamos gracias al turno que peleó (Arvicent) Pérez y pudo llegar a las bases, porque yo pensaba usar a Álex Núñez y decidí dejarlo”, contó el estratega. “Duarte lo hizo muy bien, porque el juego se prestaba para tocar la bola y él supo mandar el batazo hasta los jardines”.

Pérez se embasó con sencillo, Duarte conectó biangular, que mandó al corredor a empatar el encuentro, luego con rodado de Edgar Durán, el nativo de Santa Lucía escaló hasta la antesala y con pitcheo desviado del escopetero Ricardo Gómez (0-1), Duarte pisó el plato, para montar la rumba de la samba.

“Estábamos abajo por una carrera y tenemos a un mánager súper agresivo, que mandó a cambiar la seña, porque yo iba con intención de hacer el toque de bola, pero la jugada salió como la pensó el mánager y conseguimos los resultados”, expresó Duarte, quien no jugaba desde la campaña 2013-2014.

En la novena entrada Gregory Infante (1-0) permitió una anotación de los crepusculares, que, para ese momento iba cargar con la derrota, aunque con la ofensiva exitosa de los salados en la parte baja del mismo capítulo, terminó con el triunfo en sus manos.

“Permitió esa carrera solamente e igual sacó el trabajo, además no lo iba a sacar porque ya tenía dos outs y me quedaban muy pocos lanzadores disponibles”, comentó Guillén. “No es fácil ganarle a esa fuerte toletería de Cardenales, pero estoy contento con el gran trabajo de mi bullpen”.

Los litoralenses terminan la primera semana con récord positivo de dos triunfos y una derrota.

Por: Pedro Felipe Hernández / @pedrobutters

Foto: Prensa Tiburones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.