Tiburones remontó el primer duelo de la cartelera con batazo de Jorma Rodríguez

 

En un duelo a siete innings, de la doble cartelera entre Águilas y Tiburones, tuvo como plato fuerte una remontada guairista, en el que el chef de la receta fue Jorma Rodríguez, que con batazo de dos rayitas le otorgó a La Guaira el triunfo 5 a 4 ante Zulia, en el estadio Universitario.

Los rapaces abrieron el marcador desde el primer episodio, cuando Héctor Giménez soltó sencillo remolcador de la primera rayita en las piernas de Alí Castillo.

Luego de tres innings sin poder hacerle nada al derecho Charle Rosario, los escualos se encomendaron al domincano Yeison Asencio en el cuarto tramo, quien mandó la blanca pelota a las gradas del jardín izquierdo. Un vuelacercas en solitario, que mantiene al quisqueyano como el más productivo de los salados.

El empate duró solo unos tercios, ya que, la toletería zuliana se destapó ante el abridor nativo de Guatire, estado Miranda, Gustavo Armas. Primero lo atacó el campocorto Angel Aguilar, quien despachó su primer jonrón en la campaña, con Brayan Flete en circulación. Posteriormente el ataque seguió presente con otra carrera fabricada de Giménez y Castillo que la volvió a anotar.

Sin embargo, llegó el sexto de la remontada, desde el descuento del quisqueyano Asencio que con fly de sacrificio al patio central mandó a Edgar Durán al plato. Más tarde con la autopista colapsada, Arvicent Pérez negoció pasaporte y empujó tercera del cotejo. Pero llegó el turno Jorma Rodríguez, que con sencillo bastó para enviar dos a la goma y volteó las papeletas.

“Me habían dado cierta información sobre lo que lanza, busqué un buen pitcheo para que saliera el batazo”, contó el peleador nacido en Aragua. “Así como me dijo el mánager (Oswaldo Guillén), me dijeron muchos compañeros, que él lanza muchos rompientes y  que fuera paciente”.

Rodríguez no estaba pautado desde el inicio, pero la salida del roster del inicialista Ozney Guillén (por molestias en el costado derecho), obligó al estratega cambiar el esquema del lineup y se decantó con el bateador de 22 años de edad, quien terminó convirtiéndose en el héroe del partido.

“Me preparo mentalmente porque sé que cualquier cosa puede pasar y sé que soy un pelotero que juega todas las posiciones y debo estar preparado”, aseguró el de Palo Negro. “Ganar es ganar, pero venir de atrás es una sensación muy buena, me gustan este tipo de juegos”.

El taponero Gregory Infante se encargó de sacar el séptimo y último episodio, para adjudicarse el quinto rescate del campeonato y así colocarse a un candado de Jorge Julio Tapia (44), como el apagafuegos con más juegos concluidos en la organización.

Ganó Jorgan Cavanerio; perdió Víctor Gárate.

Por: Pedro Felipe Hernández / @pedrobutters

Foto: @pedrobutters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.