Ravelo pulverizó el pitcheo de Leones en la capital

 

El cubano Rangel Ravelo soltó el primer cuadrangular de la temporada, pegó doble impulsor y otorgó la sexta victoria consecutiva de los Cardenales de Lara, con marcador de 8 a 1 sobre los Leones del Caracas, en el estadio Universitario.

Coloquialmente se puede decir que, los crepusculares tienen “un camión de leña”, por la cantidad de batazos despachados y carreras producidas en los últimos compromisos. Esa toletería le dio la victoria número 20 en la campaña.

Desde el primer episodio atacaron al abridor melenudo, Dylan Unsworth, que fue víctima de su primera derrota del campeonato, al permitir desde el inicio el jonrón del cubano Rangel Ravelo. Un batazo soberbio, que cayó en las gradas del jardín izquierdo, de manera solitaria.

Rangel Ravelo disparó el primer cuadrangular de la temporada. Foto: AVS Photoreport

“Repitió el lanzamiento varias veces (Unsworth), lo busqué, le conecté con fuerza y salió el jonrón”, comentó el antillano. “El equipo está muy bien armado, por eso han salido estos resultados seguidos”.

Jesús Guzmán peleaba su turno en el segundo capítulo, en el que un lanzamiento descontrolado de Molina colocó la única rayita de los locales, que permitió a José Rondón anotar desde la antesala.

Después de eso, solo fue un monologo de los larenses, que apabullaron el pitcheo capitalino.

En el tercer capítulo Luis Valbuena descargó su poder con el cuarto jonrón de la campaña, que, con Alejandro De Aza en circulación sumó dos más en el marcador para los visitantes.

Luis Valbuena conectó el cuarto jonrón del curso. Foto AVS Photoreport

En el quinto volverían a picotear con fuerza los crepusculares, quienes se afianzaron en la ofensiva, nuevamente con el madero de Ravelo, que, con doble al centro impulsó la cuarta de los pájaros rojos. Le siguió su compatriota, ganador al título de bateo en la zafra anterior, Henry Urrutia. El espigado pelotero soltó sencillo remolcador de una anotación, luego Carlos Rivero lo emuló de la misma manera y mandó a Valbuena a la goma.

El juego ya parecía lejano con un marcador abultado, para los caraquistas, pero los forasteros buscaban más y en el octavo Manuel Melendez colgó las últimos dos rayitas en la pizarra, con biangular al lado derecho.

Un poema recetado por el pitcheo larense

Molina trabajó cinco innings, en los que permitió tres hits, una carrera, ponchó a tres y sometió a los bateadores felinos. Luego fue relevado por Jesús Sánchez, quien admitió el cuarto indiscutible de los hogareños en 2.0 episodios, le siguió Argenis Angulo con 0.1 tercio sin inconvenientes y por último el cubano Yoanner Negrín para amarrar el resultado en 1.2 lanzados, con dos abanicados agregados.

Nestor Molina no tuvo tambaleos en cinco entradas de labor. Foto AVS Photoreport

“El pitcheo ha sido hermético todo el curso”, destacó el mánager José Moreno. “Molina es su segunda salida, tenía unos límites, pero la siguiente que tendrá le aumentaremos. El bullpen está balanceado y han sabido mantener los resultados”.

 

Por: Pedro Felipe Hernández / @pedrobutters

Fotos: AVS Photoreport

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.