Harold Castro y Harold Ramírez les brindaron arepas a Tiburones

 

Hay una manada de Leones suelta y ahora ¿quién los detiene? Entre los dos Harold’s (Castro y Ramírez) se encargaron de preparar arepas, para otorgárselas a los Tiburones de La Guaira, quienes sucumbieron nuevamente ante la ofensiva del Caracas, pero esta vez con marcador 9 a 0, en el único duelo del calendario.

Los felinos marcharon muy bien desde el inicio con un pitcheo intratable del debutante norteamericano, Mattew Pearce, quien laboró tres entradas, luego fue relevado por su compatriota, Tyler Wagner y el dominio siguió.

La preparación de las deliciosa comida venezolana necesitó como en la receta original, comenzar a amasar el ingrediente principal, con la primera carrera del encuentro, conseguida por el sencillo remolcador de José Rondón en la segunda entrada, allí pisó la goma el dominicano Isaías Tejeda.

Más tarde en el siguiente capítulo, los melenudos continuaron la preparación con la segunda anotación del encuentro con jugada que necesitó revisión, tras una cerrada decisión entre Heiker Meneses y Tejeda. Luego de ser puesto en out el quisqueyano, Castro aprovechó para anotar.

Llegó el momento de aplicar sazón a la receta y ese fue “El tren del 23”, que conectó su segundo vuelacercas de la campaña. “Yo no esperaba ningún pitcheo en específico, pero mientras tomaba el turno, vi que el cambio salió desde que soltó la bola y no dudé en conectarle fuerte”, comentó Castro.

Cuando el careo estaba con tres rayitas por arriba en el marcador, llegó el sexto episodio, en el que los locales decidieron montar las arepas en el asador y dejar listas los condimentados manjares.

Primero Wilfredo Tovar hizo el relleno con línea al campocorto, que mandó a Rondón al plato, luego con las bases llenas Harold Castro agregó el picante al recibir boleto, que posteriormente trajo un momento incomodo entre el inicialista José “Cafecito” Martínez y él. “No pasó nada, solo que cuando yo iba camino a la inicial, algunos jugadores del dogout rival empezaron a decir cosas, pero con Café nada, de hecho somos muy amigos y quizás se malinterpretó el momento”, explicó Castro.

Con el pasaporte a Castro, anotó de caballito Juan Graterol, después con la autopista colpasada, aún, llegó Harold Ramírez a dejar en su punto el contorno, al conectar triple barre bases.

“Cuando al que viene antes de ti le dan base por bolas, uno se llena de más entusiasmo y energía, para tomar el turno y conmigo pasó así, porque la emoción estaba muy alta, le pegué a la bola y por eso lo celebré así”, contó el colombiano.

“Volvieron los Leones, ahora nadie nos detendrá”, agregó Ramírez.

Por si no bastaba todo lo colocado en el menú, llegó una más para los de casa, quienes anotaron la novena con inatrapable de Eduard Pinto al jardín central, Ramírez anotó cómodo desde la antesala.

“Estar en casa con nuestros fanáticos nos ayuda mucho. Nuestros fanáticos no son bobos, ellos saben de pelota y están con nosotros en las buenas y en las malas. El equipo completo lo extrañaba”, aseguró el estratega Mike Rojas al final del juego.

“El equipo nunca bajó las ganas, solo que los resultados no salían, pero aquí está de vuelta el mejor Leones, el Leones del mes pasado”, sentenció el piloto.

La victoria fue para Wagner (1-0) al laborar tres tramos, con tres incogibles admitidos y cuatro ponches recetados. Mientras, que el foráneo David Kubiak cargó con la tercera derrota del torneo, para seguir sin conocer el triunfo.

Así los capitalinos se dieron un festín con alto contenido de proteínas, que les da energía para comenzar con bien pie la séptima semana del campeonato.

Por: Pedro Felipe Hernández / @pedrobutters

Foto: AVS Photoreport

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.