Cardenales reaccionó al final y se adjudicó el segundo peldaño

Los Cardenales de Lara no escatimaron esfuerzos este domingo y despidieron el año 2018 con dos victorias sobre los Bravos de Lara durante la doble cartelera correspondiente a la reprogramación de los juegos del 7 y 8 de diciembre, tras el trágico fallecimiento de José Castillo y Luis Valbuena.

Ambos triunfos les sirvieron a los pájaros rojos para finalmente apoderarse en solitario del segundo peldaño de la clasificación y evitaron lo que pudo haber sido una estrepitosa caída, después de que existía un escenario en el que si caían durante los dos juegos contra los isleños el quinto se hubiesen ubicado, incluso, en el quinto lugar de la clasificación.

Una posición que dejaba a la gerencia con un sabor agridulce, considerando que lideraron casi todo el certamen, pero desde la segunda quincena de diciembre fueron cediendo espacios.

En el primer desafío los crepusculares se quedaron con el triunfo 4 a 3 sobre los insulares, gracias en gran parte a lo que fue la labor monticular de Raúl Rivero y también el bate del joven Jecksson Flores.

Rivero reivindicó de cierto modo lo que fue un torneo para el olvido. De hecho, consiguió apenas su segundo lauro después de haber acumulado hasta seis derrotas. Su trabajo en la jornada constó de 5.2 episodios, con cuatro imparables, una sola carrera limpia, mismo número de base por bolas y cuatro ponches.

 Flores, por su parte, tuvo una fructífera producción con el madero, en la que conquistó su segundo vuelacercas de la contienda y fletó un trío de carreras, contando la decisiva tras tomar un boleto con las bases llenas.

El estadounidense Logan Darnell, iniciado de los Bravos, fue el pitcher derrotado a pesar de no haber permitido carreras limpias en la que fue su salida más corta de la temporada. Para el importado fue apenas su primer descalabro en el campeonato, luego de siete aperturas.

Mayor comodidad

En el segundo choque del día, los Cardenales sufrieron menos aspavientos para deshacerse de los margariteños, a quienes blanquearon 5 a 0 amparados en otra sólida presentación de Néstor Molina.

Molina dominó con cierta comodidad a la toletería de los visitantes al estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, después de no permitirles mayores libertades que cinco inatrapables, solo uno de ellos de más de una almohadilla.

Los relevistas Alexis Rivero y Ricardo Gómez también cumplieron en sus actuaciones de un acto para cada uno, de un solo hit recibido y un ponchado.

Aunque de nada hubiese servido la labor de los monticulistas, de no ser por las oportunas intervenciones de los bateas de Yonathan Mendoza e Ildemaro Vargas, que con un doble cada uno, se combinaron para empujar cuatro de las cinco rayitas cardenaleras.

Tanto Mendoza como Vargas, castigaron los envíos del foráneo Rick Teasley, encomendado por el manager Henry Blanco para hacerse cargo desde el comienzo del compromiso.

Teasley, al final fue el responsable de cuatro anotaciones en contra, suficientes para endosarse su tercera derrota de la campaña.

Cardenales, ahora tiene la oportunidad de escoger como segundos en el draft de sustituciones de la LVBP, en la que de acuerdo con múltiples reportes, estarían interesados en contar con Alí Castillo, polivalente jugador de las eliminadas Águilas del Zulia.

Por: Redacción El Extrabase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.