Magallanes le dio con todo al pitcheo de Caribes y tomó la delantera

El primer choque de la serie de postemporada entre los Caribes de Anzoátegui y los Navegantes del Magallanes resultó como se aguardaba. Los batazos estuvieron a la orden del día, aunque los navieros fueron los que realmente montaron su propio espectáculo aparte para quedarse con una cómoda victoria de 13 a 4 y picar adelante en una confortación que se define en un máximo de siete encuentros.

El importado Delmon Young, ganador del premio al Productor del Año, le dio continuidad a su descollante ofensiva que exhibió a lo largo e la ronda regular y no esperó mucho para descargar su poder y conquistar su primer vuelacercas de los playoffs de la LVBP.

Sin embargo, Young no fue precisamente la gran figura de la jornada por el Magallanes. Secundó las actuaciones de los sempiternos Alex Romero y Ronny Cedeño, quienes ubicados como primer y segundo en el lineup del manager Luis Dorante, se ensañaron contra los lanzadores aborígenes.

A Romero, refuerzo tomado desde las Águilas del Zulia, le faltó solo el vuelacercas para completar el denominado ciclo o escalera y finalizó la noche de 6-4, con 3 carreras impulsadas y un par de anotadas.

Cedeño, por su parte,  duplicó en cuatro visitas al plato con un cuadrangular de tres carreras incluido y otro sencillo remolcador para erigirse como el jugador más fructífero por los bucaneros.

El colombiano Reynaldo Rodríguez no quiso quedarse fuera del festival de palazos y colocó uno de cuatro esquinas a su cuenta, además de un doble y llevó a dos de sus compañeros hasta el plato.

Entre estos cuatro toleteros, integrantes de la parte alta de la alienación, se combinaron para sabotear la presentación del zurdo Wilfredo Ledezma, encargado de hacer la apertura por los Caribes.

El veterano lanzador que cumplió una gran campaña con la tribu solo pudo mantenerse en la lomita por un capítulo en los que admitió hasta cinco anotaciones con seis imparables y un abanicado, suficiente para cargar con el primer descalabro de la instancia.

Otro Wilfredo, de apellido Boscán, corrió con mejor suerte como abridor del Magallanes y a pesar de que no brilló, el soporte de carreras recibido le bastó para cumplir con los cinco innings exigidos para optar por el triunfo.

Boscán, que al igual que su tocayo tuvo un desempeño destacado en la fase eliminatoria con otro uniforme distinto al que lucieron la zafra anterior, recibió 8 inatrapables, pero admitió solo dos rayitas. No otorgó bases por bolas y ponchó a uno solo.

El arsenal deplegado por la nave constó de 17 hits. De sus nueve titulares, el único que no vio luz fue el cubano Adonis García, quien e marchó en blanco después de cuatro oportunidades.

Por Caribes, sacó la cara el ex magallanero Tomás Telis, que consiguió también su vuelabardas y fletó dos carreras con sus tres incogibles en cinco chances. Willians Astudillo no empujó carreras, pero también triplicó.

Esta noche, ambas novenas volverán a medir fuerzas en el estadio José Bernardo Pérez de Valencia, en el que pinta ser otro interesante duelo de dos de las ofensivas más explosivas del campeonato.

Por: Rayner Rico / @raynerrico29

Foto: Prensa Magallanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.