Cardenales castigó a Leones y se ponen a tiro de la gloria

Solo faltan 27 outs, más una victoria para que en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional haya nuevo campeón, porque Cardenales de Lara vapulearon este viernes de manera astronómica a Leones del Caracas, al ganar 12 a 1 en el tercer encuentro de la Gran Final.

Un total de 18 incogibles, entre ellos dos jonrones, par de triples y tres dobles, fueron los protagonistas de hacer caer de rodillas a los melenudos, que se colocan contra las cuerdas y solo les queda ganar cuatro juegos en fila para ser campeón, luego de perder los tres primeros cotejos.

Willians Astudillo ocasionó duro golpe al pitcheo capitalino, porque al irse de 5-3 remolcó cuatro rayitas y anotó tres. Por su parte Carlos Rivero hizo daño en tres turnos antes de ser sustituido. El antesalista soltó cuadrangular remolcador de dos anotaciones y pisó la goma en dos oportunidades.

Carlos Rivero soltó su segundo jonrón de la serie final / Foto: Nando Velazquez

Sin embargo, el papel ofensivo no fue todo en el lauro, porque el pitcheo mostró nuevamente que es el mejor del campeonato, en el que Williams Pérez dejó claro todo lo que ha hecho en la actual temporada.

“Yo comencé a utilizar mi sinker, que es mi mejor pitcheo y al ver que funcionaba, de que todos los batazos que me daban eran rollings de out, pues me aproveché de eso”, contó Pérez.

Williams Pérez no permitió hit hasta el quinto capítulo / Foto: Nando Velazquez

El derecho de Acarigua trabajó cinco episodios en los que ponchó a un bateador y solo admitió un incogible de los 16 rivales que enfrentó.

“Yo si quise salir para el sexto inning, pero el mánager José Moreno prefirió darme descanso y además que el equipo había hecho el trabajo ofensivamente”, destacó el diestro. “El equipo está guerreando siempre, desde el primer día, luego cuando perdimos a nuestros compañeros (Luis Valbuena y José Castillo) y mañana (sábado) esperamos levantar el trofeo”.

 Con la explosión ofensiva de los crepusculares y la manera en que descifraron al abridor Yohan Pino, no valió lo que había hecho en el pasado cuando dominó a los bates larenses, mientras defendió los colores del Navegantes del Magallanes.

En esta oportunidad los peleadores crepusculares le aplicaron siete estacazos, seis carreras y un vuelacercas en 4.1 episodios.

“Los muchachos llegaron bien enfocados y siguieron el plan que veníamos pensando, así que los batazos salieron como era”, comentó el estratega José Moreno. “Yo siempre he pensado que cuando alguien empieza a batear crea una cadena en sus compañeros y eso fue lo que ocasionó Astudillo, que sin duda alguna es el mejor bateador de Venezuela en la actualidad de esta liga, por eso lo coloqué en esa posición del lineup”.

Este sábado se llevará a cabo el cuarto encuentro de la serie final entre Cardenales y Leones, nuevamente en el Estadio Universitario a las 4.00 pm de la tarde.

Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

Foto: Nando Velazquez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.