Freddy Galvis ha bateado, defendido y brillado en el inicio de temporada

Los Azulejos de Toronto tenían una dura interrogante la pasada campaña, cuando Troy Tulowitzki defendió su última temporada con el equipo canadiense y se declaró agente libre. Claro, “Tulo” no era el mismo de antes, pero era un bateador de experiencia y un guante envidiable. Entonces buscaron en el mercado, donde consiguieron en Freddy Galvis eso y mucho más.

En 13 encuentros disputados de la actual zafra, el “Toco” simplemente ha sido lo mejor de los Azulejos con el madero y a la defensiva.

La jornada del jueves, Galvis se fue de 4-4 ante los Medias Rojas de Boston, que oportunamente se quedaron con el cotejo al dejar en el terreno al rival, pero no tuvo nada que ver con la presentación del venezolano, ya que, anotó par de carreras y produjo una rayita.

El falconiano disparó su cuarto cuadrangular del curso, en la parte alta del octavo episodio. Este batazo lo coloca como el quinto campocorto criollo desde Asdrúbal Cabrera en 2011 con cuatro vuelacercas conectados en los primeros 13 juegos de temporada.

Los otros venezolanos que cubrieron la misma posición y les fue igual con los bambinazos fueron Álex González en 2003/2010 y Marco Scutaro en 2009.

“No hay que ir al plato a sacar jonrones, solo busco mantenerme corto en mi swing y eso ha sido clave”, comentó Galvis al medio ESPN Latinoamerica.

Es que el trabajo ofensivo del torpedero ha sido explosivo, tanto que sus números se elevan por encima de sus compatriotas de otros equipos. Actualmente, es líder en el departamento de promedio al bate .395 (entre venezolanos), porque en toda la Gran Carpa aparece de séptimo y quinto en la Liga Americana.

“Cambiar el approaching en el home plate es lo que me ha ayudado a pegarle mejor a la pelota”, reconoció.

Con el guante, Freddy Galvis siempre ha sido una maquina que evita cualquier paso por su camino. Ahora, con los Azulejos no ha dejado de realizar jugadas brillantes, a pesar de estar en otra liga.

“Trato de salir más temprano y agarrar los rollings antes de que se levante la bola”, explicó.

Aunque sus dotes defensivos no se los queda para él solamente, porque también sirve de mentor para los nuevos jugadores. “Trato de ayudar a los jóvenes a que se ajusten más rápido solo sigo haciendo mi trabajo”.

Galvis está en su octava campaña en las mayores y primera con los Azulejos de Toronto, que con 29 años de edad y su explosivo comienzo, las cosas apuntan para grandes lazos.

Por: Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

Foto: @BlueJays

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.