Filis no falló en sus transacciones invernales

El equipo de los Filis de Filadelfia fue uno de los cuales más movimiento causó en la agencia libre y en alguna otra jugada de conseguir peloteros con mira puesta en resultados inmediatos. No se equivocaron, apostaron bien y cada jugador que llegó les ha dado ganancias en lo deportivo y monetario.

Andrew McCutchen, Jean Segura, J.T. Realmuto y, por último, pero no por menos importante, sino por el tema gigante que trajo con su llegada, Bryce Harper.

McCutchen salió de los Yankees de Nueva York para optar por la agencia libre y este aterrizó a los cuáqueros con un puesto fijo en los jardines, más el primer puesto en el orden al bate.

El ganador al Premio MVP de la Liga Nacional con los Piratas de Pittsburgh en el 2013, cinco veces convocado al Juego de las Estrellas, Guante de Oro y cuatro Bate de Plata como jardinero, firmó un contrato de tres años y 50 millones de Dólares. El guardabosques que disputa su undécima campaña en las mayores respondió no solo con la firma, sino con un arranque muy interesante.

En 51 turnos oficiales, ha conectado 13 incogibles (.255), de ellos tres dobles, un triple y tres jonrones para remolcar ocho carreras y anotar en 13 ocasiones. La paciencia es mayor, porque en 14 juegos acumula 14 boletos negociados y eso le da una garantía a los Filis de tener la mayor de las veces a McCutchen en las almohadillas.

Segura y Realmuto cambiaron de uniforme, pero no parecen que extrañaran sus antiguas pieles porque les cayó muy bien el nuevo aire de Filadelfia.

El dominicano llegó en un canje de Marineros de Seattle con los Filis, que mandó a Carlos Santana a los náuticos. Desde que se enfundó la camiseta no ha dejado de batear y su promedio de .317 en 60 turnos oficiales en los que ha disparado 19 hits y anotado 12 rayitas.

Con respecto a Realmuto, los Marlins de Miami lo tuvieron por cinco temporadas, pero al finalizar el 2018 decidieron ponerle en el mercado y que llegara el mejor postor. Ese momento llegó para los Filis que necesitaban un receptor con fuerza y habilidad, en la que debieron entregar varias piezas con tal de hacerse con los servicios del careta de 28 años de edad.

En 47 visitas al plato, ha soltado 11 inatrapables, empujado seis carreras y anotado un total de ocho para reflejar un average de .234. Un comienzo algo lento comparado a los otros dos ya mencionados, pero es el cátcher que maneja el pitcheo a diestra y siniestra.

Luego de todos los peloteros que llegaron y se han sentido como en casa, toca el turno del más destacado entre los recién contratados. Bryce Harper tardó bastante como Agente Libre con tal de lograr una cifra récord en dinero y cantidad de años. Un total de 13 años y 330 millones de Dólares lo lograron complacer, pero no solo fue eso, sino que se convirtió en la superestrella de los Filis, el que la gente aclamara y la mercadotecnia adorara.

Apenas llegó al equipo de la División Este de la Liga Nacional, después de siete campañas con los Nacionales de Washington, en el que fue Novato del Año en 2012 y Jugador Más Valioso en 2015, las grabadoras esperaban su primer vuelacerca con Bat Flip incluido y las camisas con su nombre son las más vendidas en la MLB.

Actualmente, el jardinero de 26 años de edad, acumula 14 cohetes en la zafra con cuatro batazos de vuelta completa, nueve empujadas y ocho anotadas, para fijar un average de .280 en 50 turnos presenciados.

Gracias a estas adquisiciones, los Filis de Filadelfia es el mejor equipo de su División con récord de 9-5 y el quinto mejor de la Gran Carpa por detrás de los Rays de Tampa que lideran con 12-4, Marineros de Seattle (13-5), Astros de Houston (11-5) y Padres de San Diego (11-6).

La billetera y el buen ojo les ha dado a los cuáqueros muy buenos resultados en la primera quincena de temporada.

Por: Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

Foto: @Phillies

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.