Germán Márquez no deja de sacarle brillo a sus joyas

Cuando los Rockies de Colorado muestran sus piedras más preciadas de la organización, sin duda el nombre de Germán Márquez aparece en ellas. Es un lanzador aguerrido, dominante, joven y que sabe darle un buen espectáculo a sus seguidores y este domingo rozó con algo que solo ha sucedido una vez en el equipo.

El dominicano Ubaldo Jiménez ha sido el único abridor rocoso, que ha podido completar un Juego Sin Ni Carreras en la historia de la franquicia y muy pocos han estado cerca, hasta este domingo cuando el derecho venezolano coqueteó la proeza ante los Gigantes de San Francisco y solo admitió un incogible de Evan Longoria.

«Cuando miré hacia arriba (pizarra) en el sexto y no tenían ningún hit, fue entonces cuando supe que tenía todos mis lanzamientos calibrados», dijo Márquez. “En el dogout, todos estaban emocionados. Los dos lanzamientos con los que me sentí mejor fueron el comando de mi bola rápida y de mi curva. Siempre salgo con mi corazón en la manga y salgo compitiendo. Hoy (domingo) me sentí muy bien, y el equipo necesitaba este tipo de juegos”.

El batazo de Longoria fue un sencillo en la octava entrada y acabó con la hazaña del abridor, aunque esto tumbó el No Hitter, no dañó la primera blanqueada de Márquez en 156 aperturas como profesional, incluidas 69 en las mayores.

«Se acabó el juego sin hits», dijo Márquez sobre el hit de Longoria. «Sucede. Pero solo estaba preocupado por competir y sacar más ceros».

Además de ser el primer juego completo del joven lanzador de 24 años de edad, es que logra el primer shotout de los Rockies desde que Tyler Chatwood lo hizo el 15 de abril de 2017 frente también a los Gigantes.

Aún así, el haber estado cerca del logro le otorga ese punto extra de que en cualquier momento lo podrá concretar, tal como lo comentó su compañero de labores en el plato, Tony Wolters.

«Quería el no-hitter tanto como él», dijo el receptor de los Rockies. «En algún momento, va a hacer un juego sin hits ni carreras o un juego perfecto. Él tiene las armas. Es un competidor tan completo. Después del hit, todo lo que quería hacer era conseguirnos la victoria y lo conseguimos».

El nativo de San Félix, hizo su segunda apertura desde que firmó un contrato por cinco años y 43 millones de dólares. Esto no es un recordatorio, es solo una manera de mencionar, que, los rocosos no perdieron el tiempo en darle la extensión a una joya que les dará mucho brillo por varias temporadas.

Por: Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

Foto: @rockies

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.