Syndergaard abrió, ponchó, bateó, blanqueó y se metió en los libros de récords

Los Mets de Nueva York pueden ser considerados como uno de los equipos que actualmente tiene una rotación temeraria con Jacob deGrom, Zack Wheeler, Stevan Matz y Noah Syndergaard, este último tuvo que hacer el trabajo de lanzar completo y aún así, respaldar ofensivamente su apertura, ya que, el bateo de sus compañeros no apareció en el juego del jueves.

Los metropolitanos se enfrentaban a los Rojos de Cincinnati y al lanzador Tyler Mahle, quien en compañía del relevo, solo permitieron cuatro hits, de los cuales el derecho Syndergaard debió cambiar el guante por el bate para conseguir el triunfo con un jonrón en la parte baja del tercer acto.

Un batazo de vuelta completa en solitario que se convirtió en la única rayita de los Mets, suficiente para respaldar el trabajo de lanzar completo, con diez ponches, cuatro hits permitidos y así blanquear a los Rojos, para convertirse en el primer tirador que no permite carreras y batea jonrón desde Bob Welch lo hiciera para los Dodgers en 1983.

«Tiene que ser una de las cosas más raras en el béisbol», confesó el mánager Mickey Callaway sobre la jornada de “Thor”.

Además, del hito conseguido este jueves, también redujo la distancia de ser el escopetero que más cuadrangulares ha conectado de por vida en la gerencia de los Mets, al empatar el segundo escalón con Tom Seaver (6) y colocarse a uno de los siete disparados por Dwight Gooden.

«Creo que las cosas están empezando a hacer clic con nosotros, y realmente vamos a salir más rápido», dijo Syndergaard. «Creo que aquí es donde comienza a dar un giro en la temporada».

Por: Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

Foto: @Mets

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.