Bryce Harper. Photo by MLB STATS on Twitter.

Por: Eliezer González / @eliegonzalezc.

Bryce Harper a lo largo de sus primeras ocho temporadas en Grandes Ligas ha demostrado ser de esos jugadores que creen en las segundas oportunidades. De por vida es mejor cuando inicia la segunda parte de la temporada y a eso nos referimos.

Cuando Harper pudo carburar desde el inicio de una campaña hemos visto como los logros han llegado a su mural; Novato del Año, Jugador Más Valioso, Juego de Estrellas y Bate de Plata, sin embargo, ya parece usual en su carrera ver su mejor versión al final de cada temporada.

El público del béisbol espera más de Bryce Harper y en esta etapa de su carrera, nadie espera más de él que la gente en Filadelfia, pues hay 325 millones de razones por las cuales las personas de esta localidad deben ser exigente con el barbudo jardinero.

Aunque sacó 16 pelotas, empujó 62 vueltas y recibió 59 pasaportes en la primera parte de esta temporada, han habido inconformidades en cuanto a su rendimiento, por la clase de pelotero que es él y por la clase de contrato que recibió durante el invierno, agregado su porcentaje de bateo en este espacio el cual apenas fue de .253. Afortunadamente para él, en la segunda oportunidad no ha cedido y la aprovecha al máximo, bateando para .333 en lo que concierne al momento «donde se separan los niños de los hombres», situación en la que este ha demostrado muy bien que no es un imberbe.

Hombre de dinero y momentos claves

Aunque ha sido cuestionado, abucheado y atacado por su propia gente, Bryce Harper ha sido el hombre del dinero para los Filis, ligando para promedio de .413 cuando tiene hombres en posición de anotar, en la Liga Nacional solamente Nolan Arenado (.419) es más oportuno que Harper en esta situación durante esta campaña.

Los Filis necesitan de él y lo sabe

Al momento de esta nota, los Filis están a 0.5 juegos de los Cerveceros y el segundo comodín del «Viejo Circuito» y es algo que el jardinero sabe y se ha encargado de responder para garantizar que estos clasifiquen, durante los últimos 15 partidos su promedio de bateo está en los .339 y su OPS mete miedo, medido en 1.004.

¿Que puede hacer más? No cabe duda, por tal razón su debut en Grandes Ligas fue tan anticipado y su primer contrato como agente libre alcanzó topes históricos, pero no podemos decir que este jugador no ha rendido, puesto que ha demostrado estar entre la elite de los jardineros del negocio, figurando en los siguientes puestos entre los jugadores aún con equipo que juegan regularmente como patrulleros:

  • Segundo en OBP (.387).
  • Tercero en OPS (.893).
  • Cuarto en SLG (.508).

A pesar de solo tener 26 años de edad, ha podido consagrarse como uno de los mejores y más peligrosos bateadores de la pelota, siendo desde el 2016 probablemente el más temido de todos, pues es junto a Giancarlo Stanton, quien más lanzamientos fuera de la zona de strike recibe, según trabajo realizado por Andrew Simon de MLB.com, en febrero de 2019, mismo que muestra que también es el más fino y disciplinado de la industria.

Porcentaje más alto de pitcheos vistos fuera de los límites de la zona de strike entre el 2016 y el 2018
Mínimo de 3,000 pitcheos vistos (301 bateadores)

Giancarlo Stanton: 39.9 % (Swing al 20.3%)

Bryce Harper: 39.6 (16.5)

Javier Báez: 38.7 (33.7)

Aaron Judge: 38.3 (15.0)

Kendrys Morales: 38.0 (22.5)

Joey Gallo: 37.6 (18.4)

Adrián González: 37.3 (20.9)

Gregory Polanco: 37.3 (18.4)

Carlos González: 37.1 (22.9)

Salvador Pérez: 37.1 (35.0) Promedios de MLB: 32.9 (19.0)

¿Qué más se le puede pedir a Harper? Es momento de dejar a un lado las pasiones y disfrutar de un fenómeno de la naturaleza que los diosos del béisbol nos permitieron poder verlo en nuestros tiempos.

Esperamos sus comentarios y opiniones en mi cuenta @eliegonzalezc, así como sus sugerencias sobre temas a leer en esta columna utilizando la etiqueta “#BeisbolEnLaSala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.