Elieser Hernández vs. Phillies de Philadelphia. 25 de agosto de 2019. Foto: Tony Capobianco.

Por Daniel Álvarez / @DanielAlvarezEE

Los Phillies son el equipo de la división al que mejor le han jugado los Marlins en su división durante el 2019, es esa una de las razones por la cual el conjunto de Philadelphia está en el cuarto lugar en el este de la Liga Nacional. En la tarde de este domingo, no fue diferente.

Elieser Hernández subió a la lomita por los «peces» esperando lanzar la mayor cantidad de innings posibles luego de que Héctor Noesí el viernes y Jordan Yamamoto el sábado no pudiera pasar de 4 entradas lanzadas. Debido a eso, Miami tuvo que realizar movimientos en su bullpen, el cual se ha visto golpeado recientemente.

«Hice un buen trabajo, mi catcher me ayudo bastante, pero desgraciadamente la ampolla salió otra vez. Los trainers están trabajando mucho conmigo para evitar que salga». Dijo Hernández

El oriundo de Ocumare del Tuy en el Estado Miranda, lanzó por 6 capítulos de solo 3 hits, 2 carreras limpias, sin boletos y con 5 abanicados. El daño fue en el sexto, cuando luego de un sencillo de César Hernández, Rhys Hoskins la desapareciera por el jardín izquierdo. Se puede decir que fue su único error en el día, pero ante uno de los bateadores más poderosos de la liga.

«Estamos en las Grandes Ligas y un error se paga caro, pero le doy todo el mérito a él, es un gran bateador». Mencionó sobre Rhys Hoskins.

Y hablando de bateadores, hay que destacar a Starlin Castro, quien ha estado encendido con el madero en este mes de agosto y fue valioso para el triunfo de hoy. El dominicano, «All Starlin», conectó un doble en el sexto inning para remolcar a Curtis Granderson y Jon Berti para voltear el marcador 3×2. Castro llegó a 24 carreras impulsadas en el mes de agosto, igualando su marca personal en un mes, que precisamente también fue en agosto de 2016, vistiendo el uniforme de los Yankees de Nueva York.

Starlin Castro vs. Phillies de Philadelphia. 25 de agosto de 2019. Foto: Tony Capobianco.

Ryne Stanek, quien fue adquirido el 31 de julio desde los Rays de Tampa Bay, logró el primer juego salvado de su carrera. Había tenido dos oportunidades de rescate que no pudo concretar. En ambas hizo los pitcheos correctos, pero corrió sin suerte. «Sé que los últimos dos juegos no salieron como quería y eso fue un poco frustrante. Hoy hice buenos lanzamientos y pude sacar los outs».

De esta forma, los Marlins cierran el «Players Weekend» y preparados para enfrentar a los Rojos de Cincinnati por 4 juegos con Pablo López lanzando por Miami en su regreso de la lista de lesionados. Se medirá ante el derecho, Sonny Gray.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.