Los Gigantes y el “Panda” recibieron un duro golpe

SAN FRANCISCO, CALIFORNIA - JUNE 14: Pablo Sandoval #48 of the San Francisco Giants celebrates a two run home run during the fourth inning against the Milwaukee Brewers at Oracle Park on June 14, 2019 in San Francisco, California. (Photo by Daniel Shirey/Getty Images)

Cuando las cosas por fin iban por buen cauce para Pablo Sandoval, tras varios infortunios en su estadía por los Medias Rojas de Boston y luego, regresó a los Gigantes de San Francisco en 2017, pero no había conseguido un repunte en su nivel hasta en la actúa zafra. Sin embargo, esto se acabó al necesitar una cirugía de Tommy John y ponerle fin a la temporada.

Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

El sábado el mánager Bruce Bochy dio a conocer lo que se especulaba, sobre las molestias en el codo derecho del “Panda” y es que, a principios del mes de septiembre, será operado y allí deberá tener un buen tiempo de reposo, mientras será Agente Libre con 33 años de edad.

“Este fue un duro golpe para nosotros”, dijo el estratega. “Lo extrañamos en ese viaje por carretera, incluso en esa serie de Chicago. Perdimos dos partidos cerrados. Esos tres juegos podrían haber ido de cualquier manera. Hay que pensar que él habría jugado un papel en eso. Ya se había perdido, y no tenerlo el resto del año, es difícil. Significa mucho para este club “.

Sandoval aterrizó en la lista de lesionados con inflamación del codo derecho el 14 de agosto y recibió una inyección de cortisona con la esperanza de aliviar el dolor, pero mostró poca mejoría en los días posteriores, lo que llevó a los Gigantes a enviarlo al Doctor Neal ElAttrache para una segunda opinión y este recomendó una cirugía reconstructiva del ligamento colateral cubital en el codo de lanzar.

Sandoval ha lidiado con cuerpos sueltos en su codo desde 2013, pero este último episodio de inflamación resultó ser más severo que sus brotes anteriores.

Sandoval bateó para .269 con 14 jonrones y un OPS de .823 en 107 juegos con los Gigantes esta temporada y surgió como uno de los activos más valiosos de Bochy desde el banco debido a su versatilidad defensiva y habilidad como bateador emergente. El OPS de .823 fue el más alto en cualquier temporada desde 2011, mientras que los 14 jonrones fueron los más altos desde 2014, su última temporada con los Gigantes en su primer período con el club.

Es la última campaña como dirigente, para Bochy y tras tener una relación muy fuerte y cercana con el venezolano, espera que tome aunque sea un turno en el Oracle Park la próxima semana.

“Me encantaría”, dijo Bochy. “Si es capaz y funciona, seguro, me encantaría ver eso. Pero veremos cómo se siente, dónde está y, por supuesto, esa es una decisión que todos debemos tomar juntos”.

Aunque la estadía de Sandoval con los Gigantes pareciera extinta y deberá buscar nuevas opciones para el curso, el carabobeño espera tener la misma fortuna que lograron los peloteros, Didi Gregorius de los Yankees de Nueva York o el japonés de los Angelinos de Los Ángeles, Shoei Ohtani, quienes requirieron la cirugía Tommy John en octubre del año pasado y volvieron a la acción en junio del presente año.

“Tengo más béisbol en mí”, aseguró Sandoval. “No es el final de mi carrera. Solo quiero arreglarlo y recuperar la salud para volver a demostrarle a la gente que puedo jugar béisbol”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.