Justin Verlander, juego 4 de la Serie Divisional. Foto: USA Today.

Por Daniel Álvarez / @DanielAlvarezEE

Un poco más de 24 horas pasaron desde que A.J. Hinch dijo que su ‘as’ estaba listo para el compromiso de hoy, a pesar del poco tiempo transcurrido desde su última apertura. La verdad es que quienes salieron listos fueron los bates de la ofensiva de los Rays, quienes madrugaron a Verlander y lo forzaron a solo 3 y 2/3 de labor.

Tommy Pham inauguró el marcador con un cuadrangular por el jardín izquierdo en la primera entrada. Fue el primero que le conectaron a Verlander en esta postemporada, pero este año en particular, recibió 36, siendo esta la marca más alta en su carrera. Posteriormente en ese capítulo, Tampa Bay anotó dos más, poniéndolo 3-0.

En el cuarto episodio hubo un par de jugadas que fueron clave: La primera fue la ejecución perfecta de Kevin Kiermaier, Willy Adames y Travis d’Arnaud para sacar out en la goma a José Altuve, quien corrió desde primera base con el batazo de Yordan Álvarez al center.

La otra fue el cuadrangular enorme de Adames, que como en esa ley del beisbol, tuvo un gran turno luego de finalizar el inning anterior con una gran jugada.

El venezolano, Avisail García, se fue de 5-4 con 1 anotada. Su manager, Kevin Cash, habló sobre él después del encuentro: “Ha sido muy consistente. La precensia que tiene en nuestro lineup y clubhouse es muy valiosa. Ha sido asombroso para nosotros”.

Avisail, quien con apenas 21 años y un mes completo en Grandes Ligas, disputó una Serie Mundial en 2012 con los Tigres de Detroit, comentó sobre la importancia de la experiencia en postemporada: “Vengo un poco más relajado y tranquilo porque sé de la presión que hay en cada juego de esta magnitud. Hay que confiar mucho en Dios y sus habilidades”.

En los Rays, por supuesto, lo más destacado fue su pitcheo, comenzando con Diego Castillo, quien fue el ‘opener’ y su actuación fue de apenas 1 y 2/3. Ryan Yarbrough le siguió, colgando un par de ceros y luego se encargó Nick Anderson, el ex Marlin, también con un gran trabajo de 2 innings y 2 ponches. Este último promedió 15.2 K/9 en la temporada regular entre Miami y Tampa Bay.

Colin Poche, Emilio Pagán y Blake Snell se encargaron de sacar los últimos 9 outs del encuentro. Este último vino de relevo con 1 out en el noveno inning y dos corredores en base. Retiró a Yordan Álvarez y Yuli Gurriel, quienes representaban el empate para Houston.

Robinson Chirinos fabricó la única rayita de los Astros con un cuadrangular solitario entre el jardín central y derecho.

El marcador final fue de 4 carreras por 1.

De esta manera, el conjunto del centro de Florida extendió la serie al quinto y decisivo compromiso que será el día jueves en el Minute Maid Park de Houston. Los Astros irán con Gerrit Cole, quien ha sido posiblemente el lanzador más dominante de todo el beisbol en esta temporada. Mientras que por los Rays estará Tyler Glasnow.

El juego será el jueves a las 7:07 PM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.