mar. Nov 12th, 2019

El oportunismo ofensivo tiene a los Astros a un paso de la Serie Mundial

Redacción El Extrabase, Jesús David Castellano (@_JDCastellano).- Este jueves los Astros derrotaron 8 carreras por 3 a los Yankees y están a un paso de avanzar a su segunda Serie Mundial en 3 años y tercera en la historia de la franquicia.

Luego de haber descansado un día por suspensión debido a las condiciones climatológicas en la ciudad de New York, el conjunto sideral evito en reiteradas ocasiones a la temible ofensiva de los Yankees y con bateo oportuno, aunado a errores de la defensiva local, los dirigidos por A.J. Hinch están a un paso de instalarse en el Clásico de Otoño.

Colectivamente, los Astros tienen el cuarto mejor pitcheo de la postemporada al ostentar 3.33 de efectividad en 81 entradas de la labor y en esta Serie de Campeonato sus lanzadores se han combinado para limitar al bateo de los Yankees a 20 carreras (17 de ellas limpias), totalizando un misero promedio de .204. En el encuentro del jueves, Zack Greinke trabajó por espacio de 4 entradas y un tercio, permitiendo 3 hits, una carrera, 4 boletos y ponchando a 5 bateadores. Mientras, el relevo estableció labor de 4.2 episodios, tolerando 2 imparables, 2 carreras, 3 boletos y 8 ponches para completar la victoria.

En cuanto a la ofensiva, los siderales registran línea de .182/.276/.336/.611 ante los Yankees, y en todos los playoffs son el segundo equipo con el peor promedio (.215) de los 10 que se clasificaron a la postemporada, solo delante de los Cardenales de San Luis (.201) quienes fueron barridos en la Serie de Campeonato y pasaron de anotar 26 a solo 6 carreras en dos series de postemporada.

Pero resulta que, Houston ha despachado 6 cuadrangulares en la final de la Liga Americana, todos ellos en momentos muy oportunos y que se han convertido hasta ahora en la clave del éxito para una ofensiva que ha lucido algo apagada en esta postemporada. En ese departamento, Carlos Correa y George Springer despuntan con dos vuelacercas, en tanto que el venezolano José Altuve y Josh Reddick también sacaron la bola del parque para contribuir a la causa de Houston.

En el caso de George Spinger, el primer bate de la alineación batea para promedio de .118 con solo 2 imparables en 17 turnos, uno de ellos cuadrangular para poner en ventaja a los Astros ante los envíos de Masahiro Tanaka.

Con ese jonrón, el nativo de New Britain llegó a 13 en su carrera en postemporada, además sumó tres producidas más para llegar a 4 en estos playoffs, la otra rayita traída al plato, había sido su vuelacercas para empatar las acciones en el juego 2 cuanto los entonces locales se encontraban en desventaja luego que los Yankees ganaran el primer juego.

Imagen
Imagen: Archivo

El segundo de esta lista, el venezolano José Altuve, abrió las acciones del juego 3 con batazo de vuelta entera ante el dominicano Luis Severino y con ello totaliza promedio de .353, con 6 imparables y 3 anotadas. El «Pequeño Gigante» tiene hasta ahora 4 cuadrangulares, los primeros 3 en la Serie Divisional ante los Rays, poniéndolo como uno de los peloteros que más frecuencia tiene dando conexiones de largometraje en fases decisivas.

Imagen
Imagen: Archivo

En tanto, Carlos Correa figura de tercero en la lista vitalicia de los Astros al tener 10 bambinazos, uno de ellos para aumentar la ventaja de su equipo en el juego de la noche del jueves y convertirse en el pelotero de los Astros con más impulsadas en postemporada, al canalizar 30, por delante delante de Lance Berkman y José Altuve, ambos con 26.

Por su parte, Correa también dejó en el terreno a los Yankees en el juego 2 con su primer vuelacercas de esta postemporada, uniéndose al «Big Papi» en una importante lista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.