Reggie Jackson y su bigote celebran aniversario

0

Cuando los fanáticos del beisbol mencionan el nombre de Reggie Jackson, lo primero que suena es el apodo Mr. October. Sin embargo, hay mucho más que jonrones y ponches en la carrera del poderoso slugger de los Atléticos de Oakland y Yankees de Nueva York.

Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

Tal día como hoy 18 de mayo, pero de 1946, nació el miembro al Salón de la Fama, Reginald Martínez Jackson. Uno de los bateadores más importantes de las décadas de los 70’ y 80’s.

Su principal fama la consiguió por ser un toletero altamente peligroso, cuando su equipo alcanzaba el Clásico de Otoño (Serie Mundial).

Se ganó el apodo de “Sr. Octubre” por sus hazañas en las Series Mundiales tanto con los Atléticos de Oakland como con los Yankees de Nueva York. En 27 partidos del Clásico de Otoño acumuló 10 jonrones, incluyendo cuatro en turnos consecutivos al bate, 24 carreras producidas y un promedio de bateo de .357. Como uno de los bateadores potentes de primera clase, pegó 563 jonrones en su carrera.

Además de eso, Jackson fue el primer jugador en conectar 100 o más jonrones con tres equipos diferentes: Atléticos, Yankees y Ángeles.

La moda del bigote

En las Grandes Ligas se puede ver como peloteros juegan sin problemas con bello facial. Abundantes barbas no escapan de los reflectores, a menos que seas jugador de los Yankees, en el que no aceptan esa moda.

Sin embargo, el beisbol no permitía eso, hasta que Reggie Jackson implantó su propio estilo al ser el primer jugador con bigote en las mayores.

Un 15 de abril de 1972, Jackson se presentó en el primer duelo de temporada con un bigote en su rostro, a lo que al dueño de los Atléticos no le resultaba cómodo. Charlie Finley, dueño de los elefantes para aquel momento le pidió a su mánager, Dick Williams, que hiciera algo al respecto. El resultado terminó con una banda llamada “The Mustache Gang”, pues hasta el mismo Williams continuó la campaña con un largo bigote en la cara.

Los Atléticos llegaron hasta la Serie Mundial contra los Rojos de Cincinnati, en la que dominaron a Pete Rose, Johnny Bench y compañía, quienes estaban afeitados y sorprendidos ante el poder y rebeldía del bigote.

De esa manera, Jackson implantó la moda y desafío las reglas no escritas del contrato, en las que indica no tener vello facial mientras juegas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.