José «Café» Martínez, Yonny Chirinos y otros Rays entrenaron

Seguramente no existan personas más emocionadas por volver a su trabajo, después de más de tres meses en cuarentena, que los peloteros de los Rays de Tampa Bay. Este lunes unos 14 jugadores iniciaron sus primeros entrenamientos.

Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

Cuando los peloteros calientan y se preparan antes de cada juego se les nota una sonrisa de “oreja a oreja”, porque disfrutan lo que hacen. Sin embargo, cuando un problema mundial los obliga a detener lo que tanto aman, y de pronto regresan a sus actividades habituales, la emoción se multiplica.

«Creo que estaban emocionados de volver a algo que era normal o (a lo que estaban) acostumbrados, dado que eran circunstancias muy inusuales», dijo el mánager Kevin Cash. «Un paso en la dirección correcta. Y fue bueno ver algunas caras sonrientes «.

Los venezolanos Yonny Chirinos, José Alvarado y José Martínez, los dominicanos Willy Adames, Manuel Margot y Diego Castillo y el boricua Michael Pérez, así como Austin Meadows, Ryan Yarbrough, Brendan McKay y Nick Anderson fueron algunos de los jugadores que asistieron al estadio el lunes.

Muy distinto a entrenamientos pasados

Había algunas cosas raras al respecto. No es normal que los jugadores deban pasar por exámenes o estar con distancias de sus compañeros.

Controles de temperatura en la puerta. Los entrenadores y el personal con máscaras, y los jugadores también, excepto cuando realmente estaban haciendo ejercicio. Una sala de pesas improvisada en el césped del jardín. Seis pies de distancia y cero abrazos.

«Definitivamente algunas cosas para acostumbrarse», dijo el jardinero Austin Meadows.

Pero para los Rays, volver al béisbol el lunes, con más de una docena de jugadores tomando el campo en el Tropicana Field, para su entrenamiento del primer equipo desde el cierre del coronavirus a mediados de marzo, también se sintió agradablemente normal, seguro y cómodo.

Las actividades fueron estrictamente limitadas, ya que los Rays han mantenido un enfoque cauteloso desde el cierre, mientras que otros equipos permitieron a los jugadores seguir utilizando las instalaciones.

A los jugadores de los Rays solo se les permitió jugar a atrapar, correr, usar pesas libres y hacer saltos pliométricos y otros ejercicios. No hubo columpios ni pelotas, ni lanzamientos desde los montículos, ni acceso a la casa club ni a la sala de entrenadores.

Cash reconoció que eran «pequeños pasos», pero dijo después de sesiones similares el miércoles y el viernes que los funcionarios del equipo considerarán permitir más actividad la próxima semana, especialmente con las negociaciones en curso para un plan para abrir un segundo entrenamiento de primavera a mediados de junio y la temporada en julio.

Las precauciones de seguridad

Los jugadores y la pequeña cantidad de personal que asistieron fueron sometidos a preguntas de evaluación y controles de temperatura por parte del entrenador de atletismo Joe Benge al ingresar a través de una única puerta de entrada / salida.

Se requerían máscaras. Había una estación de lavado de manos justo dentro de la puerta, y desinfectante de manos por todas partes. Cada pareja de jugadores recibió un juego de pelotas de béisbol para usar en la captura. El coordinador de fuerza y ​​acondicionamiento Trung Cao limpió las pesas y otros equipos después de cada uso.

El entrenamiento se cerró a los medios de comunicación, pero a través del departamento de prensa de los Rays se publicaron fotos y videos.

Los jugadores dijeron que apreciaban las precauciones y se sentían cómodos estando allí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.