Tim Lincecum sigue siendo el as irrepetible de los Gigantes de San Francisco

Por Pedro Hernández / @pfhernandez7 para Triángulo Deportivo

La historia en la franquicia de los Gigantes de San Francisco han pasado muchos lanzadores de gran talla. Juan Marichal es uno. Otro quizás poco conocido por la nueva escuela fue Christy Mathewson en 1905 y Madison Bumgarner hasta la zafra pasada. Sin embargo, ninguno ha sido capaz de romper esquemas como lo hizo el derecho Tim Lincecum.

“The Freak” no tenía a simple vista condiciones físicas de ser reconocido como un “as” de rotación. Es posible, que ni entre los más conocidos del beisbol, elegirían al diestro por encima de otro estelar. Pero, lo que realizó Lincecum con los Gigantes lo hizo muy difícil de copiar.

Lincecum recientemente cumplió 36 años de edad el 15 de junio, pero solo se sabe que estaba de aniversario de vida, a pesar de saber nada de él públicamente cerca de un estadio de beisbol.

Conocido como un pitcher bajito y de cabellera larga tipo skate de los Gigantes de San Francisco, alcanzó el pilar de su carrera entre 2008 y 2011, donde ganó dos premios Cy Young, una Serie Mundial y fue seleccionado al Juego de las Estrellas en cada una de esas 4 temporadas.

Sin embargo, a pesar de ser parte importante de los Gigantes campeones en 2012 y 2014, Lincecum se fue apagando con bastante rapidez, saliendo de San Francisco en 2016 y haciendo fallidos intentos de regresar con los Angelinos de Los Ángeles y los Rangers de Texas.

Sin dejar rastros

Tim Lincecum experimentó los máximos de los primeros Cy Youngs y los mínimos de una excelente carrera descarrilada por las lesiones. Lincecum ganó más de 100 millones de Dólares en 10 temporadas, nueve de las cuales llegaron con los Gigantes de San Francisco.

En lugar de la transición al entrenamiento o la transmisión como muchos otros lanzadores estelares, Tim Lincecum desapareció sin dejar rastro después de que terminaron sus días de juego.

Tim Lincecum llegó a San Francisco con las expectativas más altas de cualquier gigante desde, posiblemente, Barry Bonds. Lincecum tuvo marca de 7-5 con efectividad de 4.00 y 150 ponches en 146.1 entradas como novato en 2007.

Sin embargo, esa temporada pasó desapercibida, ya que coincidió con la última temporada de Bonds junto a la bahía.

A partir de ahí, los siguientes años pertenecieron a Tim Lincecum. Apodado “The Freak“, Lincecum tuvo un récord de 18-5 con una efectividad de 2.62 y 265 ponches a los 24 años en 2018. Lincecum ganó el Premio Cy Young de la Liga Nacional en un equipo de Gigantes que tuvo marca de 72-90.

Esta es una pregunta para la que nadie tiene una respuesta. Cuando Tim Lincecum regresó a San Francisco en septiembre pasado para la ceremonia de retiro del gerente Bruce Bochy , Lincecum no proporcionó respuestas sobre su paradero actual cuando habló con el San Francisco Chronicle ese día.

Bruce Bochy admitió que se puso extremadamente emocional cuando los Gigantes anunciaron la presencia de Linecum. Bochy dijo que Lincecum era “difícil de contactar” y no le respondió.

Bochy insinuó que Lincecum ahora vive en Seattle. Lincecum le dijo al periódico que se consideraba un recluso y que no era el mejor para enviar mensajes de texto a las personas.

No tiene reemplazo en la Bahía

Tim Lincecum le dio mucho a los Gigantes de San Francisco antes de sufrir el paso de las lesiones. Sin embargo, han pasado un sinfín de abridores, que aun no logran borrar la huella de “The Freak”.

Es posible, que sigan pasando más temporadas, pero nadie podrá hacer lo que hizo Lincecum. Un lanzador sin un aspecto de as, pero que logró ser un as.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.