junio 24, 2020

El Robo de home más icónico en la historia de la MLB

Jackie Robinson era un excelente corredor de bases. En su carrera estafó 197 almohadillas en total, pero en su noveno año de profesional fue cuando llegó la más icónica de su carrera. El momento preciso fue contra los Yankees de Nueva York en el Juego 1 de la Serie Mundial de 1955.

Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

El 24 de junio de 1955, los Dodgers de Brooklyn iban detrás del marcador por dos carreras en la octava entrada cuando Robinson se fue al home y se dictaminó que había vencido la etiqueta del receptor del Salón de la Fama Yogi Berra. El sprint de Robinson comenzó cuando el zurdo de los Yankees, Whitey Ford, se preparaba para su lanzamiento.

Ford completó su movimiento de pasar por encima de la cabeza antes de lanzar un tiro a Berra. Robinson se deslizó dentro del plato e inmediatamente fue cantado “quieto” por el Umpire Bill Summers, quien dejó a Berra muy molesto por la sentencia.

Protestó enfáticamente la decisión del árbitro principal y continuó su frustración en los años venideros. Según cuenta la historia, Berra se refería regularmente a Robinson como out cuando se mencionaba aquella famosa jugada.

Más que una jugada, fue una Serie

Más allá de su espíritu competitivo, se puede razonar la frustración de Berra con la jugada derivada en el resultado final. Los Yankees lograron una victoria de 6-5 en el Juego 1 y también salieron triunfadores en el Juego 2, pero Brooklyn regresó para ganar la Serie Mundial en siete juegos.

Jackie Robinson apareció en seis juegos y fue 22-4 con un doble, un triple, una impulsada, dos boletos y una base robada para ayudar a los Dodgers a su primer campeonato. Estafó 12 bases durante la temporada regular de 1955.

Un don de velocidad

Robinson abrió un camino en los robos de base durante su carrera de 10 años con Brooklyn, liderando dos veces la liga en estafadas. El primero llegó en 1947, cuando Robinson robó 29 bases en el camino para ser elegido Novato del Año y terminar quinto para MVP.

Dos años después logró una campaña de 37 bases robadas para liderar la MLB y fue nombrado MVP.

La temporada de 1947 también marcó el inicio de seis selecciones consecutivas del Juego de Estrellas para Jackie Robinson.

Terminó con 197 bases robadas en su carrera y agregó seis más en los juegos de la Serie Mundial. En total robó 19 veces el home en su carrera, aunque solo una vez lo hizo en el Clásico de Otoño. Aquella que quedó en la memoria imborrable de Yogi Berra, los Yankees y la MLB.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.