“Ni las Series Mundiales tienen tanto condimento como un Caracas-Magallanes”

Si existe algo que pertenezca netamente en los orígenes y costumbres de los venezolanos, son los duelos entre los eternos rivales Leones del Caracas y Navegantes del Magallanes. Se podría decir que en una casa no pueden faltar: Unas arepas de dominó. El alma llanera sonando en el reproductor y amor único por el beisbol.

Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

Con el pasar de los años, son dos cifras que se manejan en torno a las Serie de por vida entre turcos y melenudos. Según los eléctricos la serie va 354 a 337. Mientras que, los capitalinos registran 399-392 con Navegantes también por encima en el marcador global.

La rivalidad entre ambas novenas se ha dado por más de 60 años. No es extraño, que sería el evento predilecto para unir o en tal caso, separar a los fanáticos de ambos equipos.

En la campaña 1976-1977 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, los bucaneros lograron derrotar en cuatro compromisos a los Leones, para conseguir su segundo título frente a su acérrimo contendiente. No fue sino hasta la década de los 90’s, cuando las peleas entre ambos conjuntos se volvieron más condimentada y única en la historia del béisbol.

La voz de los jugadores

Para ese momento en que la rivalidad de los felinos y filibusteros se hizo más reñida, Álvaro Espinoza y Carlos Hernández fueron parte de ellas. Una manera de revivir esos recuerdos es ir directamente a los protagonistas, así que, los periodistas Efraín Zavarce y Óscar Prieto Rojas, los juntaron para una nueva velada entre caraquistas y magallaneros, pero fuera del terreno y frente a las cámaras del podcast Talk Béisbol.

En la zafra de 1994-1995 los equipos de Navegantes del Magallanes y Leones del Caracas paralizaron Venezuela con su Gran Final en el mes de enero 95.

“La primera final contra Caracas, también fue mi primera temporada con Magallanes. El país se paralizó por completo, estuvimos contra la pared 0-2, perdiendo los dos en casa y logramos voltear la tortilla. La fanaticada en Caracas nos ayudó, porque allá hay muchos magallaneros”, dijo Espinoza durante la entrevista.

Aunque parezca que los jugadores de ambos lados no podían ni verse, porque la rivalidad invadía cada tercio de inning. Lo cierto es que, todos son muy unidos y hasta fanáticos del “rival” eran antes de defender el uniforme.

“Yo nací siendo magallanero, cuando jugaba en las calles de San Félix yo era Dave Parker”, reconoció Hernández, quien fue receptor toda su vida profesional con el Caracas (15 temporadas). “En 1984 al momento de firmar, tres equipos me vieron, Caracas, Aragua y Zulia, cuando volví a mi casa le dije a mi papá que Magallanes no me quería y Caracas, a pesar de lo lejos, quedaba más cerca de mi tierra. Luego me volví caraquista”.

El reconocido duelo de eternos rivales

La popularidad de un duelo Caracas-Magallanes llega a muchos rincones del planeta. Hace dos temporadas en la 2018-2019, los importados Harold Ramírez por Leones y Delmon Young por Magallanes dieron su punto de vista.

“Ya me habían comentado de estos juegos y de verdad es muy caliente. El público está muy metido que te motiva a dar lo mejor”, contó en ese momento el colombiano grandeliga de los Marlins de Miami.

Por su parte, Young, un experimentado toletero con amplia carrera en las mayores y que además, fue el Jugador Más Valioso y Productor del Año en ese curso confirmó que: “Es muy divertido estos juegos. Es un clásico”.

Es tan reconocida la pelea de los eternos rivales, que hasta Espinoza y Hernández llegaron a la conclusión que es mejor que una Serie Mundial de la MLB.

“Tuve la oportunidad de jugar una Serie Mundial, en 1995 contra Atlanta. Es el sueño de todo pelotero, lamentablemente perdimos, pero un Caracas-Magallanes es distinto, es algo de otro mundo. El ánimo en las tribunas es especial”, confesó Álvaro Espinoza.

Por su parte, Hernández continuó lo dicho por su colega. “Coincido con Álvaro. Yo estuve en una serie Mundial en el Yankee Stadium (1998) y no hay nada como un Caracas-Magallanes. Esa emoción desde las gradas, la tensión en el terreno era algo único”.

Navegantes y Leones; Caracas-Magallanes; eternos rivales. Lo pueden llamar como sea, pero sus encuentros seguirán siendo el pico más alto del béisbol en Venezuela, aunque en la actualidad equipos como Cardenales de Lara y Caribes de Anzoátegui sean los conjuntos a vencer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.