“Cookie” recobró el tiempo y nivel perdido de 2019

La temporada 2019 para Carlos Carrasco fue una montaña rusa. Primero inició de gran manera, pero algo no estaba bien en su cuerpo. Algo consumía la fuerza y con ello la velocidad de sus lanzamientos. Un examen médico dio a conocer que sufría Leucemia.

Luego, luchó contra esta terrible enfermedad y de gran manera la venció. Regresó al morrito como relevista, aunque la bola no viajaba al mismo ritmo de antes. Sin embargo, “Cookie” dejó todo en el pasado y, este 2020 lo comenzó con un incremento difícil de explicar en su rendimiento.

Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

La noche del martes, los Indios de Cleveland se enfrentaron en un duelo interescuadra, en el que solo los disparos del barquisimetano se escuchaban en un estadio vacío cuando impactaban en la mascota del receptor.

El derecho quedó asombrado y satisfecho con lo que salía de su brazo.

«Mi primer lanzamiento fue de 94 millas», dijo Carrasco a los periodistas en una conferencia de Zoom después del partido. En su último comienzo, su velocidad era considerablemente más baja que eso.

Hasta su compañero y compatriota, Sandy León quedó sin palabras. «Parecía un lanzador completamente diferente».

Más fuerza y velocidad en el brazo

Es una buena noticia para Carlos Carrasco y los Indios porque ese fue su salida final de Spring Training N°2. La próxima vez que tome el montículo será el domingo contra Reales de Kansas City para el tercer juego de la temporada regular de 60 juegos de la MLB.

«Me gustó cómo me sentí esta noche (martes)», aseguró Carrasco. “Mi impulso volvió. Estaba frustrado después de mi última salida como abridor. Lanzaba de 88 a 91 mph. Mi primer lanzamiento de esta noche fue de 94 millas por hora. Por lo general, el entrenamiento de primavera es de seis semanas, pero me siento bastante cómodo con mi bola rápida, mi curva y mi control en el slider. Estoy listo para comenzar la temporada «.

Carrasco no ha dado un giro regular en la rotación desde mayo de la temporada pasada. Después de ser diagnosticado con leucemia mieloide crónica, se perdió tres meses de la temporada. Cuando regresó en septiembre estaba en el bullpen.

Un nuevo Carrasco

Ahora está en el puesto número 3 en la rotación detrás de Shane Bieber y Mike Clevinger y delante de Aaron Civale y Zach Plesac.

«Pienso que Carlos estuvo genial esta noche (martes)», dijo el coach de lanzadores Carl Willis. “En comparación con su última salida, la energía que trajo al montículo. El ritmo que trajo a su entrega es impecable. Vimos un aumento en la velocidad. Vimos una acción tardía más aguda en sus lanzamientos quebrados”.

Willis está en su tercera temporada como entrenador de pitcheo de los Indios, pero esta es su segunda gira con la organización en esa posición.

«Carlos y yo hemos hablado mucho en los dos años que llevo aquí sobre el ritmo y su entrega», mencionó Willis. “Esta noche fue la primera vez que vimos esa entrega de tempo en mucho, mucho tiempo. Fue emocionante verlo y fue emocionante ver el efecto que tuvo en su lanzamiento. Fue una muy, muy buena noche «.

Son 10 temporadas las que acumula el derecho de 32 años de edad. Su mejor curso fue en 2017 cuando quedó cuarto en la votación al Premio Cy Young de la Liga Americana. Allí dejó efectividad de 3.29 en 200.0 entradas lanzadas con récord de 18-6 y 226 ponches recetados.

«Creo que este día de apertura se sentirá completamente diferente», confesó Carrasco. “Solo faltan tres (dos) días. Pero todos los muchachos están emocionados por ese momento el viernes por la noche. Creo que estamos entusiasmados por volver al campo y jugar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.