Dodgers fue directo a la venganza contra los Astros

0

Cuando dieron a conocer el calendario para la recortada temporada 2020 de las Grandes Ligas. Una fecha en especial sorprendió a todos los seguidores de béisbol. Dodgers de Los Ángeles y Astros de Houston, les tocaría verse las caras, luego de las reveladoras noticias por el robo de señas. Tal como se presumía, las bancas se vaciaron en el primer duelo de la serie, que fue ganado por los hollywoodenses.

Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

Sí, a los otros equipos todavía no les gustan mucho los Astros.

El béisbol realmente regresó el martes a Houston con el primer choque que vació las bancas de ambos conjuntos, que incluyó la habitual riña con palabras fuertes. Pero especialmente no se lanzaron golpes.

Fue el primer juego entre los Astros y los Dodgers de Los Ángeles desde la revelación de que Houston había estado robando señas a través de una transmisión de video ilegal y comunicándolos a los bateadores golpeando un bote de basura. El esquema se utilizó en la Serie Mundial 2017, que los Astros le ganaron a los Dodgers en siete juegos, lo que le dio a Los Ángeles un incentivo adicional para guardar rencor.

La descripción de los hechos

En la sexta entrada, los Dodgers estaban adelante por 5-2, y su relevista Joe Kelly estaba en el montículo. Parecía tener problemas de control y se retrasó en el conteo contra Alex Bregman, 3-0, con algunos lanzamientos muy malos. El cuarto lanzamiento fue el peor, una bola rápida que voló detrás de la cabeza de Bregman. El bateador se agachó bruscamente para evitarlo, pero era un envío obligado a otorgar el boleto.

La tensión estaba en el aire después del lanzamiento, pero los jugadores se quedaron en los bancos. El desenfreno previo de Kelly quizás le dio el beneficio de la duda e indicó que el lanzamiento podría haber sido involuntario.

Fue un poco más difícil llamar al siguiente involuntario. Después de un out y otro pasaporte, Kelly lanzó alto y adentro nuevamente a Carlos Correa, quien también tuvo que agacharse. Hubo algunas miradas, pero el turno al bate continuó y Correa terminó ponchándose.

Entonces se encendieron realmente las cosas y se vio a Kelly haciendo muecas a Correa. Los Astros dijeron más tarde que había dicho, «Buen swing», después del ponche.

Por fin los equipos ya no pudieron resistir y se lanzaron al campo. No se vieron golpes ni golpes, pero hubo muchas discusiones y gritos cuando decenas de jugadores y entrenadores se derramaron en el campo.

En el centro de la acción estaba el mánager de los Astros, Dusty Baker, quien no permitió que su máscara le impidiera dar una gran parte de sus palabras a los árbitros. «Las bolas se escapan a veces, pero no muchas en las grandes ligas», dijo Baker a los periodistas después del partido.

La salud primero

Los protocolos de salud y seguridad del deporte para esta temporada establecen: «Los jugadores no deben hacer contacto físico con otros por ningún motivo a menos que ocurra en una acción de juego normal y permisible», y los jugadores estaban al menos bordeando esta línea.

Las cosas se calmaron después de la confrontación, y el juego terminó, 5-2, para los Dodgers.

Un héroe o anti-héroe

El derecho Joe Kelly estuvo con los Medias Rojas de Boston en 2017, no con los Dodgers, pero es conocido por ser un jugador combativo. Después del juego, negó haberle lanzado a cualquiera de los jugadores de los Astros y dijo que sus expresiones faciales eran simplemente una imitación de Correa.

Kelly cuando descubrió que sus rivales cometieron robo de letreros electrónicos esa temporada. Llegó a la conclusión que el equipo de los Medias Rojas de Boston perdió contra Houston en el ALDS de ese año 2017 y quizás todo pueda conectarse de alguno u otra forma.

Mientras que los Astros fueron golpeados con multas y la pérdida de selecciones de draft por el escándalo de trampas. También su manager, AJ Hinch, y el gerente general, Jeff Luhnow, fueron despedidos después de las revelaciones de trampas. Quizás a muchos en la liga les hubiera gustado ver condenas aún más severas. Quizás algunos hayan resuelto enfrentar esos castigos ellos mismos por medio de un lanzamiento interno o dos. Así como buscó claramente Kelly.

Sin embargo, Kelly también perteneció al equipo de los patirrojos cuando fue manchado por el robo de señas. Algo que quizás también lo coloque no tan héroe como se cree para los Dodgers.

Otros equipos además de los Dodgers han expresado su descontento con Houston por el escándalo de trampas. Bien podría ser que las peleas del martes no sean las últimas en esta corta temporada.

Correa y Bregman estuvieron entre los dos jugadores de los Astros más criticados esta primavera, desconcertando por su aparente falta de remordimiento por el escándalo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.