La racha que continuó después de los 56 de DiMaggio

Aunque la fecha principal y quizás más emblemática en la historia de Joe DiMaggio sea el 17 de julio de 1941 con sus 56 juegos de manera consecutiva con hit. Algo ocurrió el 3 de agosto de ese mismo año, que terminó con la racha de otro hito en el béisbol.

Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

En el verano de 1941, DiMaggio obtuvo un éxito al embasarse en 56 juegos consecutivos, pero el 17 de julio no pudo llevar eso a 57. Una combinación de Al Smith, el abridor de los Indios ese día en Cleveland Stadium, y Jim Bagby, quien lanzó 1.2 entradas en alivio, limitó al jardinero central a irse de 3-0 con un boleto ese día.

Los dos lanzadores se combinaron para permitir ocho hits a los bateadores de los Yankees de Nueva York. Sin embargo, DiMaggio continuó con un éxito en los siguientes 16 juegos después de esa racha, y su seguidilla general en llegar a las bases duró 74 juegos.

Este récord, al igual que el de 56 encuentros en fila con hit, sigue sin ser batido por algún bateador. Ya son 79 años en los que transcurren temporadas y aún no hay un rival que lo empareje o tumbe.

Lejos de alcanzar

Joe DiMaggio, quien para el 29 de junio rebasó la marca de la Liga Americana impuesta por George Sisler en 41 encuentros de 1922. Cuatro días más tarde superaría la marca de Grandes Ligas (44) impuesta por “Wee” Willie Keeler entre 1896 y 1897.

Desde 1941, nadie ha podido al menos sentarse al lado de esa imponente racha.

En la Liga Nacional, el récord de más juegos consecutivos bateando de hit en la Gran Carpa, corresponde al insigne bateador ambidextro Pete Rose, con 44 partidos. Cuando jugaba con los Rojos de Cincinnati, en 1978. Rose es el pelotero que más hits ha conectado en la historia de las Grandes Ligas, con 4.256. Sin embargo, no pudo superar la lejana marca de DiMaggio.

Su racha comenzó el 14 de junio de 1978 y terminó el 1 de agosto de 1978, en el Atlanta Fulton County Stadium de Atlanta, cuando el incómodo pitcher relevista Gene Garber, de los Bravos, lo ponchó con una bola afuera de la zona de strike, siendo el último out del partido, para obtener la victoria, 16-4.

Rose se fue de 4-0, 1 boleto recibido, 1 carrera anotada y 1 ponche, dejando su promedio de bateo en .313.

Paul Molitor, otro que quizás tenía en su perfil la posibilidad de alcanzar dicha cifra quedó en 39 cotejos de manera consecutiva al lograrlo en 1987.

El pelotero latinoamericano con mayor número de juegos consecutivos bateando de hit es el segunda base dominicano Luis Castillo, de los Marlins de Florida, en el año 2002, con 35.

El Top 10 de ese hito

  1. Joe DiMaggio     Yankees              56           1941
  2. Willie Keeler      Orioles                 44           1896-1897
  3. Pete Rose           Rojos                    44           1978
  4. Bill Dahlen          Colts                     42           1894
  5. George Sisler     Browns                41           1922
  6. Ty Cobb               Tigres                   40           1911
  7. Paul Molitor       Cerveceros        39           1987
  8. Jimmy Rollins    Filis                        36           2005-2006
  9. Tommy Holmes Bravos de Boston            37           1945
  10. Gene DeMontreville      Senadores          36           1896-1897

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.