Un gran trabajo gerencial llevó a Caribes al campeonato

Foto: Prensa Caribes de Anzoátegui

Redacción El Extrabase, Jesús David Castellano (@_JDCastellano).- Tras finalizar la temporada 2019-20 donde Caribes de Anzoátegui cayó en el máximo de siete compromisos ante Cardenales de Lara, las mayores interrogantes dentro de la organización oriental eran qué iba a pasar con Gorkys Hernández y Alexi Amarista; uno había bateado .227 (22-5) a lo largo de los 7 juegos y el otro solo había tomado 9 turnos en 3 compromisos.

“Cuando terminó la temporada pasada nos reunimos con toda la gente de la gerencia, había que hacer cambios, buscar alternativas, sabíamos que teníamos problemas con Amarista y Gorkys, y tratamos de conseguir grandes piezas por ellos. Creo que trajimos presente y futuro”, dijo Samuel Moscatel, gerente general de Caribes a IVC Networks, tras tras barrer a Cardenales en la noche del martes, “Estoy muy orgulloso de que los involucrados en los cambios fueron el pitcher uno y dos en esta serie”.

Imagen
Foto: @caribesanz

Si bien no tuvieron decisiones ganadoras en los primeros dos compromisos, las actuaciones de ambos (David Martínez y Andrés Machado) fueron claves para que hoy estemos hablando de barrida; los mencionados serpentineros se combinaron para dejar en blanco a la ofensiva crepuscular en 9.2 capítulos y solo 5 imparables, y no solo el pitcheo abridor, el relevo y la defensiva también pusieron su parte para que los dos partidos jugados en Barquisimeto terminaran por la vía de la blanqueada.

Imagen

¿Los datos?

– Cardenales solo había sufrido más de una blanqueada esta temporada.
– En 28 años no se habían dado blanqueos consecutivos en finales (precisamente en la 92-93, zafra en que el Zulia barrió a Magallanes).
– 6 equipos previos a Caribes habían derrotado 1-0 a su rival, el último de ellos Cardenales (4 de ellos fueron campeones).

Limitar la ofensiva de Cardenales fue crucial

Está demostrado, históricamente, que ganar con ese nivel de contundencia en la Final es un paso enorme para la consecución título, y no solo se habla del 1-0 del segundo juego, sino del hecho de blanquear a Cardenales en par de oportunidades en su propio patio y siendo ellos una de las ofensivas más tórridas que tuvo el torneo y además, que las piezas claves de ese logro hayan sido las que llegaron por Gorkys Hernández y Alexi Amarista.

En total Lara, que venía de producir 33 carreras en las semifinales y ligando para promedio de .305 (249-76), solo empujó 12 carreras y pegó 32 indiscutibles en 137 veces al bate (.234) en la ronda de campeonato. Sus principales cartas ofensivas entre ellas Ildemaro Vargas y Carlos Rivero ligando ambos para porcentaje de .235 (17-4) con solo 4 carreras impulsadas (a raíz de los batazos de Rivero), mientras que Yordanys Linares dio 4 hits en 10 turnos, pero sin corredores a quienes impulsar.

La llegada de Herlis también fue importante

Tampoco hay que dejar de mencionar a Herlis Rodríguez, otro jugador que llegó a Caribes previo a la campaña 20-21 y que para hacerse de sus servicios solo tuvieron que desprenderse de José Godoy (C) que solo tomó 5 turnos al bate a lo largo de dos temporadas. Si bien Herlis bateó poco en la final (aunque empujó una carrera), si lo hizo en la ronda previa ante Magallanes, donde sumó 7 imparables en 23 veces al bate (.311) con cuatro anotadas, una producida, 5 pasaportes y 11 bases alcanzadas. Su OBP fue de .448 y compiló OPS de .927 tras sumarle slugging de .478.

“Estamos muy contentos con la adquisición de Herlis Rodríguez, es un jugador completo, con todas las condiciones y cualidades necesarias, velocidad, aporte ofensivo y su carta de presentación, su excelsa defensa en los jardines. Viene para seguir reforzando nuestro roster de criollos”, dijo Moscatel cuando adquirió a Rodríguez a principios de noviembre y precisamente eso es lo que aportó el jugador durante la campaña, ofensiva (promedió .361 en 12 juegos en la ronda regular) y sobre todo la defensiva que habían perdido con la partida de Gorkys Hernández.

El punto clave de toda gerencia es…

Una de las palabras clave que dijo Moscatel tras el titulo de la “tribu” es, “trajimos presente y futuro”, no solo llegaron Herlis Rodríguez, Andrés Machado y David Martínez; se conformó un buen núcleo de jugadores con experiencia en la Liga, como es el caso de Niuman Romero, Rafael ‘Balita’ Ortega, Balbino Fuenmayor, Jesús Sucre, Oswaldo Arcia, Tomas Telis, Willians Astudillo y Luis Sardiñas; quién llegó a la organización en la 2019-20 y fue vital para este gallardete, además de los refuerzos que llegaron para esta postemporada, incluyendo a Alí Castillo que globalmente tuvo una zafra que quedará en los anales de la LVBP.

Desde las oficinas se supo confeccionar a un cuerpo técnico encabezado primero por Jackson Melián y luego por Mike Álvarez, quien asumió la doble función de ser mánager y coach de pitcheo teniendo como mano derecha a Gustavo Molina, quien ya había sido manager esta temporada y como ex jugador tenía bastante experiencia en el circuito.

“Mike Álvarez aceptó lo que le pedí, fue un reto para él”, dijo Samuel Moscatel sobre el cubano, quien llevó a Caribes a tener récord de 19-8 desde que tomó las riendas del equipo interinamente el 28 de diciembre. “¿Qué equipo no quiere repetir a Mike Álvarez? Yo por supuesto voy a conversar con él, el puesto es suyo salvo que me diga que no entonces buscaré un plan B”.

Caribes jugó como si estuviera cuesta arriba

Imagen
Foto: @caribesanz

“Tomé el juego como si hubiese sido el séptimo, yo quería hacer todo lo posible porque terminara hoy [el martes], en momentos fue difícil porque ellos [Cardenales] nunca se dieron por vencidos, el pitcheo de ambos lados tuvo que batallar y afortunadamente salimos adelante”, dijo Mike Álvarez sobre el manejo de su equipo en el último juego en el cual tuvo que sacar a Wilfredo Ledezma, quien había permitido 3 carreras en tan solo una entrada de labor.

Otro de los factores, uno de los más difíciles que tuvo que sortear Caribes fue no estar en Puerto La Cruz, en principio se veía como un handicap que Caribes no pudiera disputar la final en su terreno, de hecho trataron que toda la final se mudase a una sede neutral, pero en última instancia no pasó y no pesó porque Caribes le quitó la localía a Cardenales y terminó barriendo tras ganar los dos juegos disputados en Maracay, algo que sin duda el equipo oriental agradeció tanto a Tigres de Aragua, los empleados del José Pérez Colmenares y a la ciudad jardín de Venezuela el poder sentirse en casa ajena como en su casa.

Declaraciones vía: IVC Networks

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.