Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

El 2020 fue un año complicado para muchos peloteros, si no lo creen pueden preguntarle a Wilson Ramos. Debió esperar cuándo se jugaría la temporada. Vio reducida su ofensiva y al final, los Mets de Nueva York decidieron no extender su estadía. Pero cada puerta cerrada, deja una ventana abierta y los Tigres de Detroit tienen mucho por apostar en el receptor venezolano.

Ramos firmó un contrato de 2 millones de Dólares, solo dos semanas antes de que comience el entrenamiento de Primavera o al menos eso estaba pautado en el calendario. El mercado de Agentes Libres ha estado lento. J.T Realmuto era el careta más buscado por los equipos, pero Filis de Filadelfia finalmente lo volvió a conseguir por más tiempo. James McCann fue contratado por los Mets, lo que obligaba a pensar a Ramos en nuevos rumbos.

Detroit esperaba decantarse por Jason Castro o el regreso de Álex Ávila, pero ambos llegaron a un acuerdo con Astros de Houston y Nacionales de Washington, respectivamente. A los Tigres no les quedó otra alternativa, que el “Buffalo”.

Aunque, Ramos había bajado su producción ofensiva, sigue mostrando un gran aporte con el madero, cuando se juntan sus 11 temporadas en las Mayores. Detroit le da el voto de confianza, sabiendo que podrá ser la pieza principal de explotar el talento de los jóvenes lanzadores.

Ya ha hablado con uno de ellos: “El zurdo, Floyd, ¿se llama así?” Matthew Boyd. Suficientemente cerca.

El resto de las conversaciones comenzarán pronto y continuarán las 24 horas. La comunicación, dijo Ramos, será clave para lograr un impacto. Al menos, una de las llaves.

“Lo primero que quiero es tener una buena comunicación con ellos y estar en la misma página. Lo hice en el pasado con los Rays de Tampa Bay y los Mets de Nueva York”, dijo Ramos, quien también jugó para los Nacionales de Washington. Fue parte principal del juego de 20 ponches del ex Tiger Max Scherzer en 2016 contra los Tigres. “Sé cómo manejar eso”, aseguró Ramos.

Se espera que la rotación de los Tigres, después de Boyd, incluya una mezcla de los mejores prospectos Casey Mize y Tarik Skubal, así como Michael Fulmer y Spencer Turnbull, así como el fichaje de agente libre José Urena, el único otro fichaje de agente libre de los Tigres. Vinculado a la lista de Grandes Ligas. Matt Manning podría estar en camino pronto. El veterano Derek Holland, que firmó oficialmente un contrato de ligas menores el lunes, también podría ser un comodín. Pero sobre todo, serán los jóvenes con los que Ramos, él mismo de 33 años, trabajará junto.

Definitivamente hay emoción en eso, así como también desafíos. “Va a ser un buen desafío”, dijo. “Mi casillero estará abierto 24/7”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.