ARLINGTON, TX - AUGUST 20: Elvis Andrus #1 of the Texas Rangers fields a ground ball hit by Avisail Garcia #26 of the Chicago White Sox in the top of the first inning at Globe Life Park in Arlington on August 20, 2017 in Arlington, Texas. (Photo by Tom Pennington/Getty Images)

Por Vìctor Boccone/@Vboccone

Hace apenas seis años, Elvis Andrus, estaba considerado uno de los 10 mejores campocortos de las Grandes Ligas. Su alcance en cuanto a la defensa, amén de su capacidad para batear de hit y robar bases, lo convertían en una de las piezas más envidiables del beisbol estadounidense.

Su proyección era tal que le valió un contrato multimillonario con los Rangers de Texas valorado en $120 millones por ocho años. Su extensión con los vigilantes fue criticada desde todo punto de vista, pues lo tildaban de un jugador sobrevalorado; y, al parecer, esas duras críticas, con el tiempo, se fueron materializando.

Luego de su gran temporada en 2017, en la que estuvo a tan solo nueve imparables de los 200 y registró un promedio de .297, el oriundo de Maracay (Edo. Aragua), fue mermando en cuanto a su ofensiva y su defensa. De un año a otro pasó de estafar 25 almohadilla a tan solo 5, en la contienda 2018. Asimismo, fue perdiendo alcance en el shortstop, pero nunca fue relegado a otra posición. Su jerarquía dentro del clubhouse de Texas lo mantenían como el capitán tras el retiro de Adrian Beltré y años antes, de Michael Young.

En 2020, el aragüeño tuvo su peor campaña en la MLB, con apenas 29 juegos disputados de los 60 que hubo por el Covid-19, en los que bateó para .194 y tan solo 20 sencillos. Por lo que su puesto de titular en 2021 había quedado en duda dentro de la organización.

Ahora la historia es otra. Como una bendición caída del cielo, Elvis Andrus recibirá una nueva oportunidad para recuperar el prestigio dentro del terreno de juego, al ser cambiado a finales de la semana pasada a los Atléticos de Oakland; equipo donde podrá seguir mostrando su destreza en el campocorto.

En su nuevo equipo, el criollo tendrá dos objetivos principales: Ser pieza clave en un equipo plagado de mucho talento joven y, segundo, volver a ser aquel campocorto que algún día estuvo en la élite de la Major League Baseball.

Su presencia alrededor de Matt Chapman y Tony Kemp, amén de formar parte de una de las mejores defensas del infield, en la actualidad le dará al venezolano mayor tranquilidad a la hora de saltar al terreno.

Recordando al “Chico” Carrasquel

Andrus no será el primer campocorto que vestirá la camiseta de los Atléticos de Oakland. De acuerdo con el periodista e historiador, Carlos Figueroa Ruiz, Alfonso “Chico” Carrasquel fue el primer criollo en defender las paradas cortas de esta franquicia, cuando aún se mantenían en Kansas City. El “Chico” disputó 22 juegos en la posición 6 del diamante ya en el ocaso de su carrera, en 1958.

Otro que defendió el campocorto por los Atléticos fue Fred Manrique, en siete encuentros en 1991. Marco Scutaro, Gregorio Petit y Franklin Barreto también alcanzaron a ser campocortos en algún momento de esta divisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.