Por Víctor Boccone/@Vboccone

El próximo lunes, 22 de febrero, cuando el complejo primaveral de Bravos de Atlanta abra sus puertas para los jugadores de posición, Ender Inciarte tendrá que hacer borrón y cuenta nueva.

Tras haber sido relegado al banco en la pasada postemporada 2020 y con el prospecto Cristian Pache, quien viene ascendiendo rápidamente en la organización de los Tomahawks, el zuliano de 30 años de edad, se verá en la necesidad de pelear por un puesto en el roster de 26.

Los últimos dos años no han sido los mejores para Inciarte, luego de que en 2017 alcanzara los 200 imparables y asistiera al Juego de Estrellas en Miami. Entre 2019 y 2020, el patrullero ha disputado 111 encuentros, en los que ha promediado para .225 con apenas 71 hits.

Si bien es cierto, la defensa de Inciarte ha sido su carta de presentación. Muestra de ello, sus tres Guantes de Oro en el jardín central; sin embargo, fuentes cercanas a los Bravos han confirmado las diferencias entre el manager Brian Snitker y el pelotero.

Inciarte se encuentra en su último año de contrato, sin contar la opción del club para 2022 valorada en $9 millones. En este 2021, el venezolano devengará un total de $8M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.