Robinson Chirinos llegando al home plate luego de conectar jonrón en el sexto inning del tercer juego de la Serie Mundial. Foto: AP.

Por Daniel Álvarez – @DanielAlvarezEE

Este lunes por la noche se conoció mediante un reporte de Ken Rosenthal que Robinson Chirinos pactó con la franquicia más ganadora en la historia del beisbol. El acuerdo es por un contrato de liga menor con invitación al campo de entrenamiento del equipo grande en Tampa, Florida.

Chirinos, de 36 años, tiene nueve campañas en Grandes Ligas entre los Rangers de Texas, Astros de Houston, Rays de Tampa Bay y Mets de Nueva York. Solo en dos de esas zafras, el falconiano ha podido superar la cifra de los 100 juegos disputados.

Tuvo 26 apariciones en 2020, dejando una línea ofensiva de .162 AVG / .232 OBP / .243 SLG / .475 OPS con un jonrón y 7 remolcadas en 82 apariciones al plato. Ciertamente fue una temporada corta y no tuvo regularidad en ninguno de los clubes con los que jugó.

Su defensa y buen manejo del pitcheo, atribuido a su amplia experiencia en la pelota son su carta de presentación y principal fortaleza. En ese es el aspecto en el que los Yankees más están ganando con esta contratación. Sin embargo, deberá ir a ganarse un puesto en el roster durante la primavera.

¿Llevarán los Yankees a tres receptores en su roster durante la temporada regular?

Esa es la primera pregunta que uno se hace con respecto a esta adición. Gary Sánchez y Kyle Higashioka están proyectados como los receptores del manager Aaron Boone nuevamente. Ambos compartieron la posición durante el 2020. El dominicano vio acción en 49 juegos de la temporada pasada, de los cuales 41 fueron detrás del plato y el resto como bateador desingado. Por su parte, el californiano recibió envíos en 14 compromisos.

Higashioka especialmente fue el catcher “personal” de Gerrit Cole durante el último mes de la ronda regular y la postemporada. El “as” de los Yankees tuvo efectividad de 1.00 en un espacio de 27.0 innings lanzados con él en la receptoría.

Chirinos hizo batería con Cole en 16 aperturas durante su paso por los Astros de Houston en 2019. En 102.1 episodios de labor, su promedio de carreras limpias permitidas fue de 2.46. Sin embargo, fue Martín Maldonado quien trabajó con él apenas llegó al club el 31 de julio de aquel año. Su desempeño fue aún mejor, aunque en un menor número de entradas.

Aún después de Chirinos haber conectado cuadrangular en los juegos 3 y 4 de la Serie Mundial, el manager en aquel entonces, A.J. Hinch, decidió alinear al enmascarado boricua en lugar del venezolano cuando le tocó el turno a Cole nuevamente para el quinto duelo frente a los Nacionales.

En Nueva York deben tomar una decisión importante

Los Yankees tienen un abanico de opciones para manejar la posición de catcher y bateador desingado en 2021. Dependerá de lo que pueda hacer principalmente Gary Sánchez como titular al principio, pero con Higashioka y Chirinos tocando la puerta. Estos dos pueden compartir ese puesto mientras que el dominicano aparezca en la alieación como bateador designado y Giancarlo Stanton esté en alguno de los jardines, donde también tienen múltiples piezas además de Aaron Judge y Aaron Hicks.

El venezolano llega como invitado al Spring Training, lo cual quiere decir que para estar en el roster de 40 y por ende el activo de 26 jugadores, el equipo tendría que hacer algún canje o designar a un pelotero para asignación. Solo de esa forma se le puede abrir un cupo.

Lo bueno siempre será tener piezas que sobren en lugar de que falten. La profundidad y competencia saludable durante la primavera y temporada regular es un problema que cualquier dirigente desea tener.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.