Por Víctor Boccone/@Vboccone

Cuando Bryce Harper firmó hace dos años un contrato por $330 millones y 13 temporadas con Philadelphia Phillies, todo el mundo esperaba que este jardinero, de 27 años, se convirtiera el redentor del equipo cuáquero y que los llevaría, de inmediato, a la Serie Mundial.

Las cosas no han sido así. A decir verdad, Harper en las últimas dos temporadas ha sido un jugador más del montón. Aquellos números logrados en 2015, que lo llevaron a ganar el premio MVP, quedaron en el olvido y entre 2019 y 2020, con el uniforme de los de Pensilvania, ha sonado 200 hits, 48 jonrones y ha fletado a 147 compañeros para un promedio decente de .262.

Por ello, Harper tiene la necesidad de lavarle la cara a la organización y, finalmente, llevarlos a la postemporada, por primera vez desde 2011 cuando cayeron en la Serie Divisional ante Cardenales de San Luis.

“Mucha gente piensa que aún estamos en problema”, comentó Harper a MLB.com. “Cuando Dombrowski tomó el mando de la gerencia, fue una especie de aire fresco. Es la persona que hará todo el trabajo posible para ayudar a la organización. La ciudad necesita eso”, agregó.

El propio Harper es una de las figuras que está decidida a ayudar a este equipo y “no por un año o dos”. El patrullero tiene la responsabilidad de cargar con los cuáqueros y servir como la cara que fue, una vez con los Nationals. “Tengo fe de que la nueva gerencia hará todo para mejorarnos como organización. Necesitamos volver a ganar por un largo período. No solamente uno o dos temporadas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.