Por Víctor Boccone/@Vboccone

La temporada 2020 fue, realmente atípica, para Eugenio Suárez. Comenzando por la caída estrepitosa de su promedio de .271, en 2019 a tan solo .202, el año pasado, el criollo no fue el mismo en el cajón de bateo desde el día uno hasta finalizar la campaña de 60 juegos.

Su media de carreras creadas también cayó de 7.3 a 4.7; mientras que el porcentaje de jonrones bajó de 7.4% a 6.5% de un año a otro, lo que provocó que la afición de Cincinnati Reds añorara a aquel antesalista que, en 2019, despachó 49 jonrones con 103 carreras impulsadas.

“Para mí fue un año difícil porque mi familia no estaba conmigo”. comentó el nativo de Ciudad Piar a MLB.com “Quiero a mi familia de regreso, necesito ese apoyo y también quiero el apoyo de los fanáticos”, agregó Suárez, quien es padre de dos hermosas niñas.

Ahora bien, el venezolano no tuvo excusas para referirse al año 2020 como una temporada mala, en la que presentó el más bajo OBP de su carrera en siete años con .312 puntos. “Cuando ves hacia atrás, el último año no fue bueno. No me siento feliz por la temporada pasada y me refiero a mi actuación individual. Fuimos a una postemporada, pero especialmente para mí no fue buena. Soy mejor que eso, no soy un bateador de .200 de promedio”.

Con un gran objetivo en mente

Suárez no quiso esperar mucho para saltar al terreno de los Reds en Arizona y de una vez quiere pasar la página. Con 15 libras menos, el antesalistas llegó en mejor forma física y, sobretodo, con un objetivo en mente.

Este año, mi meta es romper mi propio récord. Este año, espero, creo y siento que va a ser especial para mi y por eso voy por los 50 jonrones. No sé si pasará, pero definitivamente ese es mi objetivo. Voy por los 50 jonrones”

Eugenio Suárez, Cincinnati Reds

Asimismo, Suárez destacó que durante la temporada muerta cambió su régimen alimenticio para bajar de peso. “No más arepas, no más cervezas”, dijo el venezolano. “En este momento, me siento muy bien. Siento que mi cuerpo está en condiciones y con una gran energía. “Esta es una nueva versión de mí y creo que éste será mi año”.

Suárez toma rollings en el complejo de Cincinnati en Arizona

Definitivamente, “Geno” como lo conocen en Cincinnati mostró un rostro diferente en este inicio de los spring training; sin embargo, tendrá que seguir trabajando en su paciencia en el plato, en vista de que entre 2016 y 2019, abanico 633 con cuatro campañas al hilo con más de 130 ponches.

“Mi poder sigue ahí y lo más importante es que estoy saludable”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.