Manuel Piña coloca interesante la pelea por la receptoría en Milwaukee

Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

El contacto más fuerte del día vino del bate de Manuel Piña, cuya tarde de dos hits comenzó con un jonrón de dos carreras en la primera entrada. Fue el quinto jonrón de Milwaukee en sus primeras siete entradas de la Liga Cactus.

“Creo que hemos tenido cuatro muchachos que en su primer turno al bate en los Entrenamientos de Primavera pegaron jonrones, lo cual es bastante notable”, dijo el mánager Craig Counsell al final del triunfo 7 x 1 ante Dbacks de Arizona. “Manny tuvo un buen día moviendo el bate. Su segundo turno al bate fue tan bueno como el primero. Hizo faltas en algunos buenos lanzamientos y consiguió un lanzamiento para un roletazo en el medio, golpeó esa pelota con fuerza”.

Piña se ha ganado la aprobación del estratega de los lupulosos en las últimas temporadas. Aunque no ha sido el receptor titular, este año empezó una agradable competencia con su compatriota, Omar Narváez, pues su gran labor detrás del plato y unirlo con el madero, obligan a posar los ojos en él.

Adquirido de Seattle en noviembre de 2019 para reemplazar a Yasmani Grandal, se esperaba que Narváez fuera un contribuyente ofensivo clave, aunque ciertamente necesitaba trabajo, mucho trabajo, en el aspecto defensivo de su juego.

Los Cerveceros confiaban en que podrían ayudar a Narváez a mejorar en ese sentido y el venezolano también lo hizo. Sus esfuerzos antes y durante los entrenamientos primaverales fueron elogiados por el manager Craig Counsell, los entrenadores y lanzadores de los Cerveceros y su desempeño en el campo una vez que la temporada finalmente comenzó, superó las expectativas.

Evaluar el desempeño defensivo de los receptores es difícil, pero una de las métricas principales, la clasificación del Índice Defensivo de Investigación (SDI) de la Sociedad de Béisbol Estadounidense (SABR), clasificó a Narváez en -11.2 en 2019, el peor de cualquier receptor clasificado en las Grandes Ligas.

La temporada pasada, el SDI de Narváez fue 1.1, colocándolo quinto entre los defensas de la Liga Nacional.

“Estas son las cosas que pueden cambiar las carreras”, dijo Counsell. “Tuvimos una reunión con Omar y Manny (Piña) a fines de enero en el Fan Fest. Pensé que eso realmente lo inició y él realmente se hizo cargo de ello”.

Si bien rompió las expectativas detrás del plato, Narváez no pudo estar a la altura de su reputación. Un bateador de .276 de por vida con 34 jonrones y un OPS de .772 en el momento del intercambio, Narváez bateó solo .176 con 10 jonrones y un OPS de .562 en 2020.

Como lo hizo con sus problemas defensivos, Narváez asumió la responsabilidad total por sus problemas ofensivos la temporada pasada.

“Todo se salió de control”, dijo Narváez. “No hay excusas. Ha sido una temporada corta pero como profesional no puedo tener excusas. Simplemente no salió bien, pero traté de aprender de ello y hacer ajustes “.

Narváez es el favorito para ser el titular de Milwaukee, pero tendrá que ganarse ese trabajo esta primavera. Piña estará de regreso, probablemente en un papel de reserva nuevamente, mientras que se espera que el prospecto Jacob Nottingham, que aún se está recuperando de una cirugía en el pulgar de temporada baja, se una a las filas más adelante en el campamento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.