Cortesía Ben Fidelman/ Prensa @Tigers

Por Víctor Boccone/@Vboccone

El 18 de junio de 2019 fue la última vez que Miguel Cabrera saltó al terreno con mascotín en mano. El PNC Park de Pittsburgh fue el escenario en el que el slugger le dijo “hasta luego” al primer cojín.

Casi dos años pasaron para que el “Tigre Mayor” se reencontrara con sus raíces en la primera base y tras pasar todo el 2020 como Bateador Designado de los Tigres de Detroit, este año, al parecer, será otro cantar para el maracayero.

Este jueves, Cabrera alineó como 4° bate e inicialista en el juego que disputaron los bengalíes frente a los Azulejos de Toronto en el Joker Marchant Stadium de la ciudad de Lakeland, Florida y de una vez recibió un espaldarazo de parte de su mánager A.J. Hinch.

“Él es un jugador de beisbol”, afirmó Hinch al periodista Evan Woodbery de MLive.com. “Es obvio que queremos mantenerlo saludable, pero nos gusta cuando él juega pelota”, añadió el piloto de los felinos.

Cortesía Ben Fidelman/Prensa @Tigers

En tres entradas de labor en la primera almohadilla, Cabrera tomó par de roletazos sin complicaciones. “Miggy es un buen primera base”, destacó Hinch. “Pienso que hay personas que se sienten más a gusto cuando (Miguel) no tiene el guante en su mano, pero es un jugador muy activo. Estoy muy feliz por él y porque tuvo un día realmente ocupado”.

El plan de Hinch es utilizar a Cabrera una o dos veces por semana en la inicial, con el propósito de mantenerlo activo en su posición habitual y así tener la oportunidad de jugar con otros nombres del lienup como designado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.