Atlanta Braves Ender Inciarte, right, gets five from first base coach Eric Young, left, after hitting a single against the Minnesota Twins during the third inning of an MLB spring training game Tuesday, March 2, 2021, in North Port, Fla. (Curtis Compton/Atlanta Journal-Constitution via AP)

Por Víctor Boccone/@Vboccone

La carrera de Ender Inciarte en las Grandes Ligas ha sido una montaña rusa de emociones. En 2014, el jardinero estuvo en carrera por el premio Novato del Año y terminó en el 5° puesto. Luego, entre 2016 y 2018 ganó tres Guantes de Oro y asistió a su primer y único, hasta ahora, Juego de Estrellas en 2017, temporada en la que arribó a 201 imparables y estafó 28 almohadillas.

Todo era color de rosas para el zuliano que se vislumbraba como una de las piezas principales de Bravos de Atlanta; sin embargo, desde 2019 hasta nuestros días, un giro de 180° dio la carrera de este promisorio jardinero y todavía sin cumplir los 30 años de edad. En dos temporadas, solamente ha podido ver acción en 111 juegos, en los que apenas ha bateado para .225 con 11 estafadas y un OBP de .314, uno de los más bajos en la MLB.

“Está considerado uno de los peores bateadores del momento y es una lástima porque venía en franca ascendencia su carrera”, comentó una fuente cercana al pelotero.

Incluso, en 2020 fue tan baja la producción de este criollo que tuvo como consecuencia la salida de su nombre del roster de Atlanta para la postemporada. “Fue muy triste”, comentó Inciarte a MLB.com. “No te voy a mentir. Fue uno de los momentos más duros desde que me convertí en jugador de béisbol profesional. Pero hay que aprender de todo. Obviamente, no tuve mi mejor año. No estuve en mi tope durante la temporada y cuando estás compitiendo, quieres tener al mejor equipo en el terreno. Los Bravos estaban tratando de ganar un campeonato”.

Ahora bien, como en esta vida siempre hay segundas oportunidades, el deseo de Inciarte es tomar su cauce y volver a ser ese jugador que le brindó muchas alegrías a la organización de Atlanta y por ello llegó a estos entrenamientos primaverales con otra mentalidad. La de un verdadero ganador.

En mi cabeza, siempre seré un jugador titular. No quiero pensar que no soy un buen jugador, porque una vez comienzas a pensar eso, das un paso atrás. Siempre intento pensar bien de mí. Todavía puedo hacer grandes cosas y estoy aquí para demostrarlo”.

Ender Inciarte, Bravos de Atlanta

Todavía queda algo en el tanque

Sería incorrecto pensar que Ender Inciarte estaría a las puertas del retiro. Con 29 años, el zuliano todavía puede aportar mucho en cualquier equipo de las Grandes Ligas. Especialmente porque se encuentra en el último año de su contrato en el que ganará $8 millones y ante este panorama, es difícil que Atlanta ejerza la opción para 2022.

“No sé si podré jugar 10 años más o uno más”, dijo Inciarte a los medios. “¿Quién sabe? Estoy tratando de disfrutar el momento lo mejor que pueda y dejar que Dios se encargue del resto. Sé que todos me apoyan. Sólo estoy tratando de ser lo mejor que puedo ser”.

Luego de este año, Inciarte irá a la agencia libre en busca de un contrato que le garantice mantenerse en este nivel del beisbol, por lo que este 2021 será un año clave para el venezolano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.