Por Víctor Boccone/@Vboccone

¡La pelea es peleando! Sin duda sería un mensaje perfecto del mánager de Los Ángeles Dodgers, Dave Roberts, a los muchachos que se encuentran batallando por el último puesto de una de las rotaciones más potentes de las Grandes Ligas.

Y es que Dustin May; el candidato al Novato del Año en 2020, Tony Gonsolin y el mexicano Julio Urías se encuentran en la férrea lucha por ser parte de los brazos abridores de los californianos, quienes tendrán en su repertorio a Clayton Kershaw, Trevor Bauer, Walker Buehler y David Price, quien hará su estreno este año con LA, luego de dar un paso al costado en 2020 por la pandemia del Covid-19.

Ahora bien, de estos tres lanzadores Urías parece ser quien tiene más terreno ganado para ser el quinto abridor, después de dejar saldo de 3-0 con 3.27 de efectividad en 10 aperturas en 2020.

“Él (Urías) ha lanzado bastante y va por bien camino”, destacó a MLB el piloto Roberts. “Ha crecido psicológicamente y ahora tiene la madurez de un jugador de beisbol y verlo regularmente como un abridor nos emociona mucho”, resaltó el mandamás de los Dodgers.

Por su parte, Gonsolin y May, quienes resaltaron en la temporada pasada desde el morrito, tampoco están muy lejos de alcanzar el boleto dorado hacia la rotación de Los Ángeles.

Con marca de 2-2 y 2.31 de efectividad, en nueve salidas Gonsolin es otro firme candidato; mientras que May ya ha sido probado en ambas situaciones y ha sido uno de las grandes promesas de este conjunto.

La competencia sigue y para Roberts no será nada fácil elegir entre estos tres ases del cuerpo de pitcheo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.