Por Víctor Boccone/@Vboccone

Hay un refrán que reza “Nadie aprende por cabeza ajena”. Pues bien, en los Indios de Cleveland, al parecer, no aprendieron la lección de la temporada pasada cuando Mike Clevinger y Zach Plesac tuvieron que ser apartados del equipo por violar los protocolos de salud contra el Covid-19.

Esta oportunidad, José Ramírez y Franmil Reyes, fueron asilados de sus compañeros y enviados a sus residencias en Arizona, luego de que estos dos jugadores fueran a cenar el sábado en la noche a un establecimiento cerca del complejo de los Indios en Mesa.

Ambos dominicanos no tuvieron contacto con ninguno de los jugadores y ahora están a la espera de alguna notificación de parte del comisionado de la MLB, para saber cuándo podrán reintegrarse al conjunto.

“Hemos tenido mucha suerte con esto”, dijo Francona a MLB.com. “El personal médico ha estado bien atento a la situación y de inmediato se me acercaron y me dijeron lo siguiente: ‘Esto es lo que estamos haciendo. Vamos a informarle a la liga’. Los propios jugadores se encargaron de informar que habían cometido un error”.

Tanto Ramírez y Reyes se disculparon con el equipo y asumieron la culpa de todo. “Ambos dieron la cara y fueron honestos con lo ocurrido”, afirmó Francona. “No queremos estar penalizando a los jugadores. Les hablamos todos los días. ‘Hey, esto es lo que puede pasar – no importa que no estés de acuerdo o no. Estos son los protocolos en vigor y hay que acatarlos'”.

De acuerdo con el boletín que semanalmente envía MLB, hasta el momento se han realizado 34 mil 541 pruebas en lo que va de entrenamientos primaverales y solo un total de 25 casos han arrojado positivo; entre ellos, 19 jugadores y 6 miembros de alguna organización para un 0.07%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.