Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

Los entrenamientos de Primavera ya llevan varios días de iniciados. En distintas locaciones se ven como los equipos cuentan con sus principales figuras. En los Rays de Tampa Bay, tienen un tiempo que no se ve una figura de peso o liderazgo como la que emitía Evan Longoria en su momento. Sin embargo, ahora, los mismos jugadores de la nómina aseguran tener esa imagen en uno de sus compañeros.

El exdirector de las fincas de los Rays, Mitch Lukevics, reconoció esa actitud y carisma en Willy Adames hace mucho tiempo, cuando el dominicano aún era una joven promesa.

El patrullero quisqueyano Manuel Margot, quien compartió cuarto con Adames durante la cuarentena del año pasado, tiene un puesto perfecto para su compañero.

“Realmente bromeo con él diciéndole que algún día será el capitán de este equipo”, dijo Margot. “Es ese tipo de jugador que, sin importar la posición en la que juegue, siempre quiere ayudar”.

El deseo de ayudar a otros de Adames quedó en evidencia en el escenario más importante del juego en octubre pasado, cuando era el primer jugador en salir de la cueva para chocar antebrazos con Brandon Lowe o para un breve baile con el cubano Randy Arozarena. No hay tantos reflectores ahora en el Charlotte Sports Park durante los entrenamientos, pero la audiencia no cambia su actitud.

“Sólo intento ser un buen compañero. Quiero ayudar a los muchachos que puedo o a quien sea que esté a mi alrededor”, dijo Adames. “Especialmente si es un compañero de equipo, porque quiero que sigan mejorando siempre. Quiero que nuestro equipo sea el mejor, así que si puedo aportar en eso, estoy dispuesto a hacerlo”.

Un ejemplo claro que no es broma la imagen de Adames en Rays, es el retorno de Chris Archer en el conjunto.

Durante la primera semana de los entrenamientos de los Rays, Archer se dio cuenta rápidamente de todo lo que ha cambiado durante su ausencia del equipo.

Los muchachos que conocía como unos jóvenes jugadores son ahora titulares y cuentan con una experiencia significativa de postemporada. ¿Y aquel campocorto, de quien Archer fue mentor en alguna oportunidad?

“Oye, te conocí cuando tenías 20 años. Ahora tienes 25”, le dijo Archer al dominicano Willy Adames. “Ya no eres un niño, ya eres adulto”.

Con un importante grupo de jóvenes y talentosos infielders en los entrenamientos, los Rays cuentan con que Adames sirva de líder en el terreno. El quisqueyano confesó de forma modesta recientemente que no hay mucho que le pueda enseñar a a su compatriota Wander Franco, pero está dispuesto a ayudar en lo que sea necesario. Está claro que estos jóvenes jugadores lo miran a él de la manera en la que el oriundo de Santiago admiró a Archer o al quisqueyano Carlos Gómez cuando llegó a las Mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.