Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

Cuando faltaban menos de tres semanas para el primer encuentro de temporada, los Giants finalmente consiguieron que su primera base titular regresara al campo.

Brandon Belt se ha perdido la mayor parte del campamento debido a lo que el manager Gabe Kapler dijo que era una enfermedad no asociada al COVID, pero aumentó su actividad esta semana y finalmente participó en la práctica de bateo en el campo el viernes por la mañana. Fue la primera aparición del inicialista durante un entrenamiento en equipo esta primavera.

“Eso salió bien”, dijo Kapler. “Hizo práctica de bateo y todo estuvo bien. Corrió en la cinta de correr. De hecho, corrió un poco rápido en la cinta de correr hoy, hasta 17 mph, se está moviendo un poco, así que son buenas noticias”.

Los Gigantes tenían preocupaciones sobre la disponibilidad de Belt para el Día Inaugural incluso antes de que se enfermara. Después de una fuerte temporada 2020, Belt se sometió a una cirugía a mediados de octubre para que le extrajeran un espolón óseo del talón derecho, lo que lo mantuvo fuera de la mayor parte del campamento y eso le ocasionó molestias durante la temporada pasada.

La noticia fue menos positiva para un par de Gigantes más jóvenes. Dedniel Nuñez, seleccionado en el draft de la Regla 5, salió del juego del viernes contra los Rockies porque sintió dolor en la muñeca derecha. Se enviará al diestro para una resonancia magnética. El jardinero Luis Alexander Basabe vio a un especialista en manos unos días después de salir de un juego con dolor, y se determinó que tiene un esguince moderado de muñeca que lo dejará de lado durante seis a ocho semanas.

Sin embargo, ambas piezas no son de la misma importancia que Belt en el lineup inaugural. Ver al veterano toletero de vuelta, es un alivio para Kapler.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.