Por Víctor Boccone/@Vboccone

Uno piensa en la división Oeste de la Liga Nacional y enseguida se le viene a la mente el equipo Dodgers de Los Ángeles. Es casi imposible que ese tanque de talento pueda quedarse sin gasolina en este 2021.

Sin embargo, los Dbacks de Arizona hacen caso omiso de sus rivales más cercanos. Los ofidios están plenamente seguros que con su roster actual pueden dar la pelea fácilmente y, quizás, ser una grata sorpresa en esta temporada que comenzará en dos semanas.

Con un plantel casi intacto, sólo con algunas caras nuevas, como la de Asdrúbal Cabrera, los dirigidos por Torey Lovullo apuestan a mucho este año y esperan dejar atrás el 2020 cuando terminaron con saldo de 25-35 (5tos), aunque piensan que 60 juegos no es una medida para determinar su futuro.

“Como tal, este equipo está bien armado”, afirmó David Peralta, quien ha asumido la capitanía del equipo, a MLB.com. “Es lo que se percibe. Es un buen grupo. Hemos añadido a un par de jugadores que nos van a ayudar. Pero con lo vivido el año pasado, yo pienso que con nuestra alineación y lanzadores, vamos a estar bien”.

Sin duda, este voto de confianza es clave para el porvenir de los Dbacks, quienes esperan tener de vuelta al Ketel Marte de 2019 cuando despachó 32 jonrones y terminó con promedio de .329. Además, su rotación de abridores contará con un nuevo Madison Bumgarner y a un Zac Gallen más maduro y dispuesto a hacerle frente a lo que venga este año.

“No pierdo tiempo preocupándome por 2020 o cualquier otro año excepto el presente”, resaltó Bumgarner. “Da la mismo si hubiera ganado el Cy Young el año pasado o el año que tuve, este es un año nuevo y hemos volteado la página”.

Talento hay de sobra en este equipo, habrá que ver si esa mezcla de veteranía y juventud arroja buenos resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.