Por Víctor Boccone/@Vboccone

Hace dos años, Fernando Tatis Jr. dio apenas un abreboca del show que comenzaría a montar una vez hiciera el grado con los Padres de San Diego.

Con apenas un sencillo al jardin central en juego de pretemporada frente a los Rockies de Colorado, el ahora muchacho millonario de los curitas anotó desde la primera base. Muchos fueron los asombrados del corrido de bases del dominicano. A fin de cuentas, se trataba de un juego regular de la Liga del Cactus; sin embargo, para Tatis significaba su vitrina al beisbol de las Grandes Ligas.

Los días pasaron y los años también, pero Tatis Jr. seguía intensificando su juego de pelota. Al propio estilo Caribe, el campocorto de los Padres es hoy uno de los corredores más temidos para cualquier equipo en las Grandes Ligas. No solo por rememorar aquella jugada en el home plate, sino por que así lo demuestran las estadísticas.

Desde su debut en la MLB, en 2019, el dominicano ha sido una real pesadilla en las bases. En su primer año como grandeliga, Tatis llegó acumular un 73% de bases estafadas; es decir, de 22 intentos de robo tuvo éxito 16 veces y solamente fue puesto out en seis ocasiones. Algo sumamente clave en el estilo de juego de este joven. Además, su hambre por anotar carreras se ha notado desde el primer día. Ese año 2019 terminó con el 33% de carreras anotadas. Más de la tercera parte de las veces que se embasó.

La pesadilla para los lanzadores, receptores y equipos en general no terminó en 2019. Al año siguiente, como si fuese la secuela de una película de terror de Hollywood, Tatis Jr. incrementó sus números en esta área del juego. Con 43% de las carreras anotadas, fue uno de los mejores del Viejo Circuito. Asimismo, con 79% (11-3) de las estafadas fue un hueso duro de roer para los caretas.

A continuación pueden disfrutar de la agresividad del campocorto en las almohadillas:

Este estilo de juego es lo que se necesitaba ver en las Grandes Ligas. Atrás habían quedado los días en que el público disfrutaba corredores del estirpe de Rickey Henderson (máximo robador de bases en la historia de la MLB).

Quizás es muy prematuro decirlo e incluso puede caer mal, pero Tatis Jr. podría ser comparado con Henderson tomando en cuenta los dos primeros años de ambos en la MLB.

En 1980, Henderson terminó la temporada con 35% de carreras anotadas y 79% de bases robadas; mientras que en 1981, alcanzó 43% y 72%. Sin duda, números muy parecidos al quisqueyano.

Lo bueno de todo esto es que apenas estamos en el primer acto de Tatis Jr. en la MLB. Este 2021 significará su primera temporada completa en las Mayores, así que el reto es grande para quien firmó recién un contrato de $340 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.