Mar 11, 2020; Port Charlotte, Florida, USA; Boston Red Sox starting pitcher Eduardo Rodriguez (57) walks back to the dugout at the end of the fourth inning against the Tampa Bay Rays at Charlotte Sports Park. Mandatory Credit: Kim Klement-USA TODAY Sports

Por Víctor Boccone/ @Vboccone

Siguen lloviendo las malas noticias en los Medias Rojas de Boston. En 2020, Chris Sale anunciaba su operación Tommy John; luego Eduardo Rodríguez arrojó positivo al Covid-19 y como secuela sufrió una miocarditis que lo alejó la temporada entera de los terrenos.

Cuando todo parecía tomar rumbo en la rotación de los patirrojos con el inminente regreso de E-Rod a los montículos y haber sido designado como el abridor del equipo en el Opening Day, cuatro palabras acabaron con esa sonrisa en el rostro del mánager Alex Cora: SÍNDROME DEL BRAZO MUERTO.

Tras una inusual salida a principios de semana, el zurdo venezolano se sinceró y conversó con su estratega para tomar la decisión correcta y ser descartado para lanzar el próximo jueves 1° de abril, cuando los Red Sox reciban en el Fenway Park a los Orioles de Baltimore, en lo que será el primer día de temporada.

“La manera en como se nos presentó esta situación de Rodríguez trajo muchas interrogantes”, comentó Cora a MLB.com. “Su cuerpo será el que nos diga como tratar ese síndrome. Eduardo fue honesto y luego de varios días de conversaciones, hemos tomado la decisión”.

Rodríguez estaba perfilado a ser el tercer latino en abrir en una jornada inaugural por los Medias Rojas de Boston, luego que lo hicieran Luis Tiant y Pedro Martínez, pero ante esta situación, Nathan Eovaldi tomará el lugar del criollo en la rotación de abridores.

“No se siente tan fuerte como en su salida previa”, resaltó el piloto de Boston. “Luchó por el Opening Day, pero pienso que fue listo de su parte tomar esa decisión. Es una mala suerte para él, porque era el indicado para abrir el primer juego en 2020 y ahora ya había sido anunciado y tampoco lo hará”, añadió Cora.

Aunque la suerte no ha acompañado a E-Rod, el criollo está tranquilo con la decisión tomada. En este punto, la prioridad es su salud. Total, es un juego más aunque no lo parezca. Como dijo Zack Grienke, “No me importa”.

“La manera en cómo lanza la bola y en como su carrera va, él será el abridor de un Día Inaugural y quizá más de una ocasión”, afirmó Cora sobre el valenciano.

Rodríguez esperará un poco más para reaparecer en un juego oficial de la MLB. En 2019 dejó marca de 19-6 con 3.81 de efectividad, quedando en el sexto lugar de la votación al premio Cy Young.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.