Pedro Felipe Hernández / @pfhernandez7

El mundo del deporte está reaccionando a la nueva ley de votación de Georgia. Desde su aprobación, los críticos de la nueva ley han pedido boicots y presionaron a las empresas con sede en el estado para que se opongan a la ley.

La discusión de la ley ahora también parece haber llegado a los terrenos de juegos y tribunales.

El director de la Asociación de Jugadores de la MLB, Tony Cark, dijo que valdría la pena discutir el traslado del Juego de Estrellas 2021 de Georgia desde el Truist Park en el condado de Cobb, Georgia.

La nueva ley de votantes limita el voto en ausencia y el uso de urnas electorales al tiempo que fortalece los requisitos de identificación. Algunos argumentan que las medidas restringen el derecho al voto de las minorías.

Clark le dijo al Boston Globe, “no hemos tenido una conversación con la liga sobre ese tema. Si existe la oportunidad de hacerlo, esperamos tener esa conversación”.

El All-Star Game está programado para el mes de julio en el Estadio de Atlanta. Mover el juego difícilmente sería algo sin precedentes.

En 2017, la NBA trasladó su juego de Estrellas fuera de Charlotte después de que Carolina del Norte firmara el Proyecto de Ley 2 de la Cámara de Representantes, conocido más ampliamente como “el proyecto de ley del baño”, convirtiéndolo en ley.

Este verano, equipos, ligas y jugadores han demostrado que pueden forzar el cambio.

Mientras que Clark dijo que los jugadores están discutiendo la nueva ley de votación de Georgia, el manager de los Bravos, Brian Snitker, dijo que ningún jugador le ha dicho nada al respecto.

El gobernador de Georgia, Brian Kemp, promulgó el pasado jueves una reforma radical de las elecciones estatales patrocinada por los republicanos que incluye nuevas restricciones a la votación por correo y le da a la legislatura un mayor control sobre cómo se llevan a cabo las elecciones.

Los demócratas y los grupos de derechos electorales dicen que la ley privará de sus derechos a los votantes de color de manera desproporcionada. Es parte de una ola de proyectos de ley electorales respaldados por el Partido Republicano introducidos en estados de todo el país después de que el expresidente Donald Trump avivó afirmaciones falsas de que el fraude llevó a su derrota electoral de 2020.

Los cambios republicanos a las leyes de votación en Georgia siguen a una participación récord que condujo a victorias demócratas en la contienda presidencial y dos vueltas al Senado de los Estados Unidos en el estado que alguna vez fue confiablemente rojo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.