Por Víctor Boccone/@Vboccone

Restan 24 horas para que se escuche la voz de ¡Play ball! en los campos de Grandes Ligas y la gerencia de Cachorros de Chicago se le agoel tiempo para determinar cuál será el rumbo de su futuro.

Más allá de la preparación de la temporada 2021, además de terminar de acondicionar el Wrigley Field de acuerdo con protocolo de salud por el Covid-19 para el regreso de los aficionados, Jed Hoyer, presidente de Operaciones del club, tiene la responsabilidad de definir la situación contractual de la “Santísima Trinidad” de los Cubs. Nos referimos a Javier Báez, Anthony Rizzo y Kris Bryant.

La situación se ha tornado compleja para estos tres jugadores. Al punto de que Báez recientemente envió un mensaje, dando a entender que podría buscar otros aires si no termina de llegar una oferta que se ajuste a su estatus y agrade a ambas partes.

El caso de Rizzo va por el mismo camino; sin embargo, el inicialista de 31 años ha tenido mesura con respecto a su extensión con el equipo. Fuentes le confirmaron a Ken Rosenthal y a Patrick Mooney de The Athletic que Chicago le hizo una oferta por cinco años y $70 millones al primera base, pero la negociación aún no ha terminado y según el propio Rizzo el Deadline para llegar a un acuerdo sería este jueves a la 1:20 de la tarde, cuando se haga el primer lanzamiento de la campaña, aunque no cerró la puerta para seguir en conversaciones, una vez inicie la campaña.

“Tenemos tiempo para hablarlo y tratar de resolver la situación”, resaltó Rizzo en rueda de prensa. “Le dije a mi agente que no me hablara de eso por lo menos en este punto. Fue bueno tener claridad y dejar saber que estamos buscando, pero ahora quiero estar enfocado en la temporada”.

Rizzo está en su última temporada de aquel contrato que firmó por siete años y $41 millones en 2013 y devengará 14.5 millones de dólares este año. De no llegar a un acuerdo, Rizzo será otro más de los jugadores élite que probarán el mercado de agencia libre al finalizar el 2021.

“Solo es parte del negocio”, aclaró Rizzo. “Como he dicho muchas veces, amo Chicago; amo a los fanáticos; amo lo que es ser un Cachorro y jugar en el Wrigley Field, pero tampoco puedo ir tan lejos. He hecho todo lo que he podido y seguiré haciéndolo. Estoy en paz con eso”.

Para Hoyer, ésta es una de las decisiones complicadas que deberá tomar a lo largo de este año. Si mantener a los tres pilares de Cubs o decidir con cuál de ellos se queda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.