Tyler Glasnow y Sandy Alcántara, abridores de los Rays de Tampa Bay y Marlins de Miami en el día inaugural de la temporada 2021. loanDepot park - Miami, FL. Fotos: Daniel Álvarez - El Extrabase

Por Daniel Álvarez – @DanielAlvarezEE

El béisbol en la ciudad de Miami comenzó con un enfrentamiento monticular que alcanzó las expectativas. El par de “ases” que tomaron la pelota por sus clubes apagaron las luces y pintaron de blanco a sus oponentes. 

Tyler Glasnow fue el encargado de subir al montículo por Tampa Bay, siendo ahora el líder de la rotación tras la salida de Blake Snell a los Padres de San Diego. El derecho silenció los bates de los “peces”, permitiendo apenas un par de sencillos. Fue una pequeña muestra de lo que puede representar un año de dominio para él. 

Jesús Aguilar, el único Marlin que se le pudo embasar, producto de un infield hit en el primer episodio, destacó su labor y el progreso que ha hecho como lanzador. “Lanzó la recta, curva y slider en strike, además trabajando muy bien las esquinas. Hay que darle su mérito, tiene mucha calidad como lanzador. No es el mismo pitcher al que nos enfrentamos en años anteriores”, destacó el aragüeño. 

Luego de ese hit, Glasnow retiró a los 16 bateadores que enfrentó. 

De sus 76 envíos al plato, 40 fueron rectas de cuatro costuras, promediando 97.9 MPH con ese lanzamiento, cuyo uso fue principalmente para ponerse arriba en los conteos. La más rápida viajó a 100.6 MPH. Los bateadores de los Marlins fallaron en el 35% de los swings ante ese pitcheo en específico. La mezcla con sus lanzamientos quebrados fue la clave. Cinco de sus seis ponches fueron con la curva. 

“Este será tu año de dominar de principio a fin”, le dijo Kevin Kiermaier, jardinero central de las mantarrayas, quien describió a su “as” como un ‘código de trampa’, término que se usa en los videojuegos de acción. 

Alcántara continúa dominando

Ciertamente los números de Spring Training no cuentan para la temporada regular, pero las actuaciones de la primavera nos pueden dar un indicio de algún progreso y eso fue exactamente lo que sucedió con Sandy Alcántata en su segunda apertura consecutiva en días inaugurales.

Ese paso importante lo ha dado en su madurez como pelotero, entendiendo lo que debe hacer para mantenerse a un alto nivel en Grandes Ligas. El desarrollo de sus lanzamientos secundarios, especialmente el cambio de velocidad, ha sido clave en su éxito reciente. Ha dejado de ser un brazo potente que depende de rectas únicamente.

Sinker, recta, cambio, slider y curva fueron los tipos de lanzamientos utilizados por Alcántara en su primera presentación. Cuatro de sus siete ponches fueron con pitcheos quebrados.

Su recta, en promedio, estuvo en las 97.2 MPH, siendo la más rápida de 98.7 MPH.

El dominicanó brilló al igual que Glasnow por seis episodios, recibiendo un par de inatrapables, misma cantidad de boletos, un pelotazo y siete abanicados. Se unió a Kevin Brown (1997) y Josh Beckett (2005) como los únicos abridores en la historia del club con al menos seis entradas lanzadas sin permitir anotaciones en un ‘Opening Day’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.