Por Víctor Boccone/@Vboccone

La temporada 2021 comenzó de la mejor manera para los Orioles de Baltimore. Pocos dieron por sentado el inicio que tendrían los oropéndolas, al barrer a los Medias Rojas de Boston en el Fenway Park en este fin de semana inaugural para las Grandes Ligas y ser uno de los tres equipos sin derrotas, junto con Astros (4-0) y Phillies (3-0).

Los dirigidos por Brandon Hyde se dieron a la tarea de despejar las dudas que podían surgir para esta campaña; mostrando a un equipo aguerrido y capaz de hacerle frente a cualquier rival. Si, es cierto, se midieron a unos alicaídos Medias Rojas de Boston que no cuentan con el mejor pitcheo de la Liga Americana, aún así, el talento joven de los Orioles demostró que van por buen camino en lo que ha sido su reestructuración.

Por primera vez, desde 2017, los oropéndolas no iniciaban una temporada barriendo su primera serie, cuando en aquel entonces doblegaron a los Azulejos de Toronto en los dos primeros encuentros de la temporada.

En esta oportunidad, Baltimore supo sacarle provecho a su bateo colectivo, al promediar para .304 frente al pitcheo de Boston. Cedric Mullins fue quien guió a la ofensiva de Maryland con un average fuera de órbita de .692, producto de nueve hits en 13 turnos.

Los brazos también dieron de que hablar, al dejar una minúscula efectividad de 1.67, segunda mejor de la Americana por detrás de Minnesota (0.67), comandados por John Means, quien tuvo un Opening Day de ensueño.

Mancini, la inspiración

No cabe duda que una de las Grandes atracciones de los Orioles en este fin de semana inaugural fue el regreso de Trey Mancini.

Quien ha sido, realmente, su figura desde la temporada 2017 regresó luego de haberse perdido todo el 2020 tras ser diagnosticado con cáncer de colon. El jardinero se sometió a sus quimioterapia y volvió por lo alto para servir de inspiración a sus muchachos, así como también a los peloteros de los Red Sox.

”Debería ser el Regreso del Año”, fueron las palabras del mánager Alex Cora hacia su rival. “No importa si batea .330 o .180, aún así debería ser el Regreso del Año. Se qué hay jugadores que están volviendo de lesiones, pero regresar después de un cáncer de colon es impresionante”, afirmó el boricua.

Parte de los ojos del beisbol estarán posados en Mancini, sin duda alguna. Incluso, ¿por qué no sobre este equipo de los Orioles? Lucen como un equipo compacto que podría brindar gratos momentos a sus aficionados.

Hoy (lunes) iniciarán su segunda serie de la temporada frente a los Yankees en Nueva York y luego, el jueves, volarán a su casa para medirse a los Red Sox en el Camden Yard.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.