Willson Contreras se sacó la espinita y pasó un susto en el Wrigley Field

Chicago Cubs' Willson Contreras, left, and third base coach Willie Wilson, right, gesture as he runs the bases after hitting a two-run home run against the Milwaukee Brewers during the fourth inning of a baseball game, Monday, April 5, 2021, in Chicago. (AP Photo/David Banks)

Por Víctor Boccone / @Vboccone

Una noche de muchas emociones vivió Willson Contreras, este lunes, con los Cachorros de Chicago. El receptor de los oseznos tenía una deuda pendiente con la afición de Chicago, pues en sus tres primeros encuentros no pudo conectar siquiera un infield hit, por lo que su cuarto cotejo de la temporada, frente a Cerveceros de Milwaukee, era el momento perfecto para sacarse esa espina.

En su segundo turno frente al abridor de los lupulosos, Brett Anderson, el careta mostró todo su poder con un enorme estacazo que cayó en lo más profundo del jardín central del Wrigley Field de Chicago.

Los 10 mil 343 aficionados que se dieron cita en la casa de los Cachorros celebraron por todo lo alto este batazo del criollo, como si se hubiese tratado de una conexión en el séptimo juego de la Serie Mundial, gracias a la algarabía que se vivió en ese cuarto episodio, en el que Javier Báez y David Bote también se volaron la barda.

Para Contreras la atención no terminó allí. En su siguiente turno, frente al Novato del Año de 2020, el relevista Devin Williams, recibió un pelotazo en el casco. Una recta que alcanzó las 93 millas por hora, paralizando a todo el mundo en sus tribunas.

Para fortuna del receptor y para los presentes fue más el susto que otra cosa. “Me siento bien”, resaltó Contreras en la rueda de prensa después del juego. “Fue un momento que asustó a todo el mundo. Nunca te esperas que te golpeen en la cabeza”, acotó el venezolano.

Tras recibir el impacto, el casco de Contreras saltó y el criollo tuvo que dar unos pasos para ser chequeado por el trainer y así permanecer en el juego.

“No lo culpo a él. Es parte del juego y ese pitcheo no fue intencional”, afirmó el careta de los Cachorros.

Irónicamente, Devin Williams solamente había golpeado a un bateador en todo el 2020 hasta ahora, y fue, precisamente Willson Contreras, en la serie inaugural entre Cerveceros y Cachorros, en julio del año pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.