Por Víctor Boccone/@Vboccone

Hay jugadores que sienten una especie de química especial con algún equipo en específico. Allí es donde se sienten cómodos y lo hacen saber mostrando todo su arsenal ofensivo o monticular, depende del caso.

Jed Lowrie ha sido un vivo ejemplo de esa conexión con el uniforme de Atléticos de Oakland. Pareciera que, al mismo estilo de Supermán, Lowrie se carga de energía cada vez que se coloca la camiseta de los Elefantes Blancos.

A su regreso al equipo de sus amores en este 2021, Lowrie se sacudió los malos momentos y ha vuelto a ser ese bateador productivo capaz de llevar a Oakland a ser un equipo contendiente. Con .348 de average, Lowrie ha sido una grata sorpresa para el manager Bob Melvin al ser el líder ofensivo del grupo con 36 años de edad. Su presencia no solo ha causado respeto, sino también le ha inyectado energía a un equipo que comenzó con saldo de 0-6 y estaba urgido de este tipo de jugadores.

“Está teniendo un gran año y produciendo hits y carreras. Es el ‘Jed’ de antes. Siendo productivo como siempre lo he visto”, destacó el piloto de Oakland a MLB.com.

Históricamente ha sido así para Lowrie. Sus primeros años en las Mayores fueron con Medias Rojas de Boston y entre 2008 y 2011 alcanzó un promedio de .252. Luego con Houston, ese 2012, bateó para .244; mientras que en su primera etapa con los Atléticos (2013-2014) ligó para .271 con 300 hits y 125 remolcadas.

2015 volvió a las filas de los Astros, pero sus .222 de average lo devolvieron a Oakland para una segunda etapa en la que estuvo entre 2016 y 2018. Allí ligó para .270 en esos dos años y conectó 405 imparables. 2019 solo pudo disputar nueve juegos sin suerte con los Mets y 2020 no participó en la temporada.

Sin duda alguna, los Atléticos de Oakland es la casa predilecta de este infielder y allí es donde pertenece

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.