Por Víctor Boccone/@Vboccone

El año pasado fue Devin Williams. Este inicio de temporada es Corbin Burnes, quien se ha encargado de llevarse todas las miradas en los Cerveceros de Milwaukee.

El derecho de los lupulosos, lo volvió hacer y la noche de este martes demostró una vez más su dominio monticular. Esta ocasión, la víctima fue los Padres de San Diego, quienes sucumbieron ante el abridor, quien lanzó por espacio de seis entradas sin conceder boletos y pasar por la guillotina a 10 rivales, suficiente para que Milwaukee silenciara el Petco Park con pizarra de 6-0.

Burnes no solo se acreditó su segundo triunfo de la temporada, sino que extendió su racha de innings sin otorgar boletos. 24.1 entradas han sido las trabajadas por el diestro sin pasaportes con 40 ponches a su cuenta, convirtiéndose así en el primer lanzador en la era moderna del beisbol con una seguidilla de este estilo.

El derecho también se erige como el líder de la Liga Nacional entre los abridores con 0.37 de efectividad y 0.33 de Whip.

“Había escuchado eso (lo del récord) de todo el mundo en el clubhouse y es difícil escapar de eso en este momento”, destacó Burnes luego de imponer su récord. “Lo sé y ahora debemos seguir adelante”.

El próximo objetivo de Burnes es Kenley Jansen, quien en 2017 alcanzó 51 ponches consecutivos antes de su primer boleto, pero en condición de relevista.

Sin duda, Burnes se ha convertido en la nueva sensación de la Liga Nacional y es importante saber que Jacob deGrom y Max Scherzer no están solos en el Viejo Circuito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.