Por Víctor Boccone/@Vboccone

Una vez más, el fantasma de las lesiones dice presente en la rotación de los Mets Nueva York. Un equipo que, históricamente, se ha visto mermado debido a las lesiones que han azotado a sus abridores estrellas. En esta oportunidad, Carlos Carrasco se ha convertido en la víctima de este fenómeno en los de Queens.

Cuando todo el cuerpo técnico esperaba ver uniformado al venezolano, este domingo 9 de mayo y Día de las Madres, la gerencia metropolitana realizó un movimiento lógico con el criollo y fue transferido de la lista de lesionados de 10 días a la de 60 días con retroactivo al 1° de abril, fecha inaugural de la temporada. En tal sentido, “Cookie” no podrá ser activado sino hasta fin de mes.

Carrasco ha venido evolucionando tras una lesión en el tendón de la corva, el cual le ha llevado a una lenta recuperación; sin embargo, recientemente ha lanzado juegos simulados, de hasta cinco episodios y su recta ya oscila las 96 mph.

El criollo se ha convertido en una de las piezas más esperadas por la afición de los Mets, sin siquiera lanzar su primera pelota con el uniforme naranja y azul. Su participación en la Liga de la Toronja fue mermada por las lesiones y luego, su estreno se ha postergado por sus molestias en la pierna.

Ahora bien, una vez que se incorpore Carrasco y, a su vez, Noah Syndergaard pueda unirse al conjunto neoyorquino, los Mets contarán con una rotación de lujo con Jacob deGrom, Carlos Carrasco, Marcus Stroman, Noah Syndergaard y Taijuan Walker.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.